29/11/07

Nadie nace donde nadie se ahoga-








Nadie nace
Donde nadie

Se ahoga-

Enroque del Séptimo Sello
En el oscuro mar,
Antonio Block-
Derrotada de sí,
La piedra que no existió
Rompe el tablero-

José ante María:
-¿No ves la Danza?
Van solos de la mano.

Libérame, Señor-
Nómbrame compañero-

Nómbrale la cruz
Fiel y falsa
Que recuerden
Las decapitadas-

Buenas noches o no,
Mañana resucito-








Me escamas, serpiente,

En el círculo
Del desnudo-

La rosa de la sangre
Te ha encontrado
(derrotado)-
Ahora veo color
En tu mejillas-

Falta conclusión-
Falta confesión-
Todo nos excede
Y todo nos reduce-

El monstruo no sufre-
Sufre la dicción-

¿Eres justo,
Antonio Block,
Ante
La gran dama,
La Peste Negra?

Al soñar despierto,
Quizá conozca algo de ti,
Block,
Lejos del tablero-

No hay coordenadas-
Al fin loco-
Solo-
Salvado-
Uno más-

Al fin
Hay un mañana

Que plantear:
LA PALABRA.


Antonio López Medinilla desde

28/11/07

Las huellas-





Un proceso de desencanto

Nos ata los cordones-
Hetaira de máscara de Belle de
Betê de Gab de Block de libélula
De lux de la cáscara de No-
Zapatitos,
Las huellas-

Al fin
Me digo Serpiente
De un hombre sin ángel,
Desnudo,
Y observo el disfraz

En tu libro de oraciones-
Arte largo,vida corta,
y sigue sucediendo-

Acojo el giro destruido
En la espada de Antonio Block-
Cadena de Jesús y María,
Y la espalda rota de mi hija-

La locura parca
Que me halla
Entre juguetes
Que me olvidan-


Antonio López Medinilla cabe


26/11/07

La escritura se anda con cien ojos-




Alzan las efigies sus párpados-
Incipiente el no-mundo-
Un cuento chino,
Papel de seda-
Dímelo, te lo ruego-

¡Papá, está girando! –exclama.
Papá está girando – leyó.

La escritura
Se anda
Con cien ojos,
En silencio.

Malos augurios-
Giran las estrellas-
Estrellita, no me mires-







Antonio López Medinilla sobre

22/11/07

No pasarán-







Nunca un hogar-

Vade retro-

Nada nunca nuestro-


Lo Sub es otro DOS-

El latido fiel que no precisa
De los templos nunca-

No hay acogida-

No pasarán-


Donde me
Aguardas como

Noche en rinconada,

Oscilada en el presagio
Del ladrido, Agustín-

Inservible concebir la ruina-

Lo que nombran las hierbas

Que te cubren-

No pasarán cuando

Dispare a matar
La amapola en la sien-

Violeta donde venden violetas-

Sur de no, donde me olvidan amapolas-


Lo No de mí, mi bestia fiel,

Y bebo humilde de tu maNO-


Ladra su propia sombra-

La Sombra, Agustín-

Mágico es-

Ladra tu disolución-

Se lee muerte,

Pero es el hábito de la vida-








Antonio López Medinilla,
restos de ni,
el SUR-sub, IX,
en próxima des-aparición-des.

20/11/07

Suave, mas parece su Hoz-





A su vez Gárgola,
Góndola sepulturera,
Soberbia y errabunda
Gorgona, candado
Y la arcada de la espera,
Que otra vez sucede
Donde nada nunca -

Ninfas del bosque, hojas
A miles, y miles de ojos
Enjuician
Un método adorable
Que reduzca su vuelo
A la pócima secreta
Del símbolo-

¿Cómo colectar la quimera
Del árbol que repudia
La realidad del fruto?
No hay antagonismo
Que opte por la cosecha
En el eclipse del desierto-

¿Quién me habla?

Oye pasos-


Mis manos enmudecen-
Morir en el pozo
No calma el ansia
De ser Otro
En cualquier lugar-

¡Vuelve, Bestia!
No creas que el bosque
Es una ramera-

El Gato Rojo y la Oca
Te persiguen, compañero-

La puerta de tu alcoba-
Que Dios te guarde-







Antonio López Medinilla,
extracto del SUR-sub, IX
-sigue sucediendo su próxima
des-aparición-des.



18/11/07

Ya gira el metal tal cual es: nada sin pensar en nada-




Nada existirá
Cerca de mí y junto-
Lean la confesión-
Lean el atardecer tú-

¿Quieres tropezar
Con los cuerpos?

Me escaparé-
Ten, detén
La voz y observa-

Ya gira el metal
Tal cual es: nada
Sin pensar en nada-

La ignorancia
Hizo crecer en mí
La valentía-

Llegas-
Vence el viento-
Tan felices en lo no
REALMENTE,
y sigue sucediendo-


Antonio López Medinilla de


Cómo no amar y cómo amar al monstruo lírico-





Su letra, la gota en el fondo del mar-


Me llamaste Estrella-

Nací del péndulo

Con vida propia,
Mar para lo ajeno-

Soy no-


¿Me recuerdas, Padre?


Se origina de lo negro

Entre lo solo y ciego

Ante sus ojos-

También culpables-


Nuevas edades

Pisan el acelerador-

El hierro, no-

La meandrina-

De roca y color

Como el disparo

Bajo las aguas-


¿Te sonrojas, perro?

Concesiones-

No es nada-

Por nada-

Nada pasa-


Arrojo

Mis ojos,

y no estás-


Frente al espejo

Cada acto que ignoro

Da lugar
A alguien que conozco-


Ni hombre ni bestia, Buenos Aires,

Entonces, te asemejas a un ángel-

Pobres del mundo,
Cómo no amar
Y cómo amar

Al monstruo lírico-








Antonio López Medinilla para


17/11/07

Y si las aguas no-






Se agita como pez

Se extiende como red
-Soy ambas, Agustín.
Sé que la recuerdas.
El animal que más temo.

Maldita seas
Cuando no seas,
Y sin embargo
Incomoda el saltamontes,
La impaciencia
En el doblez del papel-

La no-vida se dirá llama,
La palabra blanca por decir
Con rostro de nieve
Ante tu sucia vida-

Tu carta era mi carta-
Un espejo frente al invierno-
Una blanca procesión de
Desconsuelos, Irene-

Del Sur vengo al río
Rojo, Irene Ríos-
Al norte de mi sin
Entre nubes sin mí-

La sed crece en el péndulo.

Sólo lo no-mundo sabe de tus ojos-

Y si las aguas no-






Antonio López Medinilla cabe

¡No me roces, animal!




Ya no hay distancia,
Sólo un código abierto-
Péndulo paisaje, compañero ángel-

Concreta al fin
Al cobijarte lejos
De la Reproducción
Objetiva de los Hechos-

Está girando:
La Gaviota-
El Café Imperial-
El Cine Arcadia-
¿El mapa puede darme algo?
¿Puede darme fuego?
Me tiemblan las manos-

No es sobre ella no
Es sobre ella no
Es sobre ella-
Es sobre ella-

¿Virgo de óxido,
Doncella muerta
Que me besás,
Conocés el futuro?

Ha sucedido sin,
y sigue sucediendo
En las nubes de la carne-

No he de saber
Cuanto los ángeles saben-


Antonio López Medinilla según

Estremece pensar que nunca amanecerá cuando yo amanezca-






Mira sus órbitas-

Le dice
buenas noches,

Y sin embargo
no existe-


A quién

Vienes

A buscar ahora

Bajo la roca sola,

Bajo la mar serena,

Bajo tu seca loza
De la voz sin mí-

De las voces muertas

Y de mi voz sin ella-


A quién

Vienes

A buscar ahora
Si no son-

Si las horas suceden

En el palpable silencio,

Juntos y solos

Bajo la tierra-








Una amapola

En la sien

Que ladra si

Anochece el muerto-


No hay nada que
Puedas hacer al respecto-

Tal vez decirme que

No estamos solos
y sin embargo-

Conmueve que

No tenga fecha
Su tumba

Ni voz
Su palabra-


Antonio López Medinilla ante

15/11/07

Arrecife de ti, del no de mí-




Continente ausencia, hembra mía,

Por qué me ahuecas

Por la bruja rutina-

Sucede antes del sol,
Antes del sur,

Antes de la furia como roca,

O antes de la hierba como verbo-

Sucede sin ti-

Es necesario-


Se rezaba

En la piedra parlante,

Antes de la razón,

Antes

De la transformación

Asombrada de mis trozos-

Antes del antes cenobita-


Se es el árbol,

Que nadie recuerda

En la laguna primordial-
Mi Señor, largas galas,

Mis algas normandas-


¿Qué sucede, Salamandra?

El insecto zahiere

La eternidad pasajera-

Sal del mandala, salamandra-


Una dos tres veces,

Suficiente

Para el Libro-


Te esperaba
En este rincón del mundo,

y sigue sucediendo-







Antonio López Medinilla sin

13/11/07

la senda de la pobreza de un mundo maravilloso-




Algo sé del Hallazgo-

El encuentro,
Como el reino,
Ha de ser
Un tropiezo más-
El Zar del azar-

La necesidad
De transparencia
Es la suprema cobardía
Del Ángel,
Compañero hombre
(compañero ángel)-

Como espinar espirales
Como cardos en coro
Como heridos jilgueros
En jaulas de fino hueso-
Como tú no-

No debiste contestar,
Compañero ángel,
Y ocultar el costillar-

Arrodíllate, Zar Sapo,
Y croa ante ella,
No nacida,
Antes de recibir
Las alas de un nombre-
La señal de existencia-
El signo de la poesía-
El compromiso de la nube
Puesto que los ángeles lloran
Cuanto saben-

La senda de la pobreza
De un mundo maravilloso-






Antonio López Medinilla a

12/11/07

Su Hoz parece más suave-





Transparente compañero-
Canta cuanto no pasa
En el Tablero-

Hallan
Otras formas de quemar la letra
Sin quemar el libro-
Entusiastas de la Plaga-

Revelada-
Sueña con ella
Respecto al dolor
De su tercera mano-

Un olor apenas
Aunque imperecedero-

Sabed que tras su muerte-

¿Hemos confesado algo?

Suele suceder:
Dura durante
Lo que sigue sucediendo-
Obvio cíclico y tarde-

Ciclo de transparencia, vate-
Circo sin techumbre, Belle-
No hay cueva-
El castillo delata
Tu distancia vulnerable-

Su Hoz parece más suave-







Antonio López Medinilla sobre


11/11/07

Sigue sucediendo, compañero sin-





La Dama de la Muerte Viva

Renace,
Y este es mi Padre,
A su lado-

¿Quiénes eran?

Carecen de manos y pies
Para nombrarse compañeros-
El perro que me guarda
Ladra las alas de las nubes
En las almas que pasan
Como tristes collares grises-

Del mismo modo
Adolecen
De pies y manos
Las nubes del Otro Canto
De la vida muerta,
Y de la seca palabra
En la arena-

Nadie a su vez
Las recuerda-
Son como Nos-
Comen como Nos-
Hablan como Nos-
Llueven como lloran-
Ladran por ti,
Compañero ángel-

Hormigas amanecidas
Recolectan espejos,
Tu péndulo, añicos,
La herida de tu sien,
Compañero hombre,
y sigue sucediendo

El ciclo de las disoluciones
Cuando el grillo o la cigarra
Cantan los días de tus noches-
El rumor de lo sido
Presente
Aunque detrás de-

Ya nadie en la nada
Se ausenta por ti-
El mapa que tapa el mundo
Levita entre capas
Que cubren la nada-






Antonio López Medinilla
sobre

10/11/07

Venimos a vestirnos- Ahora todo es invisible-




SOL de ni de LA,
Lo que tú y yo sabemos-
Cretina, si no hubieras perdido la voz,
Aún tendríamos sirvientes-

Vamos a vestirnos-
Venimos a vestirnos-
Ahora todo es invisible-






Que la esperas
Entre el color donde no
Y la manzana
Que conmovió el mundo,
La orden
Sin dolor
Acallada del mundo-

La locura parca
Que me halla
Entre juguetes
Que me olvidan-


La niña arrastra por el fondo marino su sexo-
Entreabiertos los mares oyen el parto de los montes-
Cantan tu guante las aves -
Miran más allá de la nada más allá si lo nunca-

Hágase tu voluntad de silencio-


-un muro de móviles,
el otro lado-




Eras legión, ma betê-
Supe amar
Tus de/dos destrozados-
Tus rastros en los rincones-


Antonio López Medinilla ante

Aunque soy él, no veo el milagro-


Eras el grito de la hierba sí-
El rezo de los bosques sí-
El silencio de las piedras sí-






Porque necesitas un linaje,

Compañero,
sigue sucediendo sin ti-


Me malinterpretas
De cuerpo presente-

CamiNo-

Por qué invocar el círculo,
Bajo el muérdago, bañado en sangre,
Para saber que vives, Piedra-

Preservado por la enfermedad-

Velan
Velas,
Vélenme velas-

Elipsis como
Peces sonoros

En el mar muerto:
Ándame sobre las aguas
De un final equívoco-

ORA
Innombrada tú eres-
Nada encuentro
Entre todas tus redes-

Nada me queda-
Se queda con ella-

Aunque soy él,
No veo el milagro-

¿Sin ti, porqueriza mágica,
Arraigará la piedra del hombre
En el tumulto de la hierba?

DI LO NO

¿Encarnará la piedra del hombre
En las urbes de la luna?
¿La luz encarnará
Entre las aves y pastos de tu maNo?





¿Lograré permutar
Sin nombre, sin natura,
Sin lo sin,
Antes de mi enunciación
Del viejo estilo, Libro?

NO LO DI

SAL DE MÍ-
La trampa bendice
A su víctima,
y lo leemos-

No veo el milagro-


Antonio López Medinilla ante


9/11/07

Como bell presagia betê de belle-





Aún ruegas
La grieta en el muro
(la roza la rosa,
la hierba en la roca,
la sombra floreciente)
QUE HAYA ALGUIEN AHÍ

¿Alguien?
Descúbrase-
Déme su mano-
La otra mano-

Tu deformidad íntima,
Bestia humana,
Y tus siervos fragmentados
Conforman la mesa
Donde os temo y ansío-

No apartes de mí
Este cáliz, Bestia-
Pronto será rutina
Y temblarán mis carnes-

Un modelo sin distancia
Cada fotograma al Sur-
La repetición feroz
De la vida inexistente-

Encabalga-
Miento:
Rogamos al compañero,
y sigue sucediendo-

Donde inscribo
Donde temo
Donde dicen nada
Donde va lo no-

Ve a donde voy, Magnifique,
Cuadrúpedo mío, cristal as,
Y de la Bestia bestia-

ES SE ES SE ES SE-
VE TE VE TE VE TE-

Se verá perdida-
Vestal perdida-
Pérfida pérdida-

Muerte vía a las alas del corcel
Como bell presagia Belle-

CampaNADAS de Betê-
¿Cómo ha de ser, mi Señor?

-Porqueriza como tú,
Como yo como, pero
Reconoce los Milagros.

¿Juzgas lírica
En el erial -oídos magias-
Las incisiones que cifro
En tu corazón,
Inmaculada porqueriza?

¡Sal del bosque
De símbolos, cobarde!

SALGA:
Me avergüenza
Cuanto veo
En la oscuridad
Absoluta-

Suelo desde el cielo sin-

¡Repite lo que acabas de decir!

Dos muertos que hablan-







Antonio López Medinilla sobre

8/11/07

Onirias bajo las aguas-





Cuanto me contempla e ignora
(bella vestal o ver de bestia)
Es la imagen de la necesidad-
El asqueroso grito
De la necesidad
Recién parida daga
Entre mis hermanos-

Exponme, devota esposa,
La daga que divide felizmente
A Oniria
Del mundo bajo las aguas-

Se igualan
La inicial de las semillas
Las cenizas de la mariposa
El muro
En el punto del desencuentro-

Ballesta del no-mundo
(pleitesía del herido)
Donde las landas sin
Del Señor, al cambio,
El aire empantanado acarician-

¿Vienes, compañero ángel?

Me llama
Pordiosera,
Por/dios/era
Frente a lo humano:
Lo que nunca es
Te sucede sin espejo,
Compañero sin,
Sigue sucediendo-

Apenas lo oyes
(a penas) me
Como en las páginas-

No exijo respuesta-
Acumulo necesidad
Como tú comes-

Bus obus omoc oy yos,
Finalmente, fragmentos-

La nociva objetividad
Abandonada en la Cabaña-

La runa de la luna
De cualquier naufragio, Padre,
Cómo he de ser
Y enfrentarla,
Deshabitada y ahogada como soy-

Selectiva, se aparea
A puñaladas
Entre los siglos
Vencidos-

Bajo al Sur
Bajo a lo bajo
Bajo las aguas
Cartago sin aire
Respira a-

¿Quién?

Respiras sin aire, Vida-

¿Por toda herencia, aquello,
este no que nos firma?







Antonio López Medinilla,
con y contra el SUR-sub IX
(de próxima des-aparición-des)

4/11/07

Cállate, Agote, no eres nadie-


(abecedario malachín)





(Agotes, adán/eva)

La Gaviota, nuestro hogar, ha caído en desgracia, como lo yo. Es mi culpa: mi abecedario.
Me escribí todas las noches, toda la noche sin. Me escribía lo no. Así de por vida. Fui la noche que habló. Fui la noche. Era algo. No hablaba.
Ahora entiendo la perspectiva del derrumbe, en todos sus niveles, su discontinuidad. La no-lectura diurna, ante los otros, resultó temible, divisoria, sin acceso a la comprensión, mientras caminaba de la mano de mi hija muerta que caminó junto a su padre muerto que vagó en esta tierra que caminará sin ella, vereda obviamente mortal.

Ya no hay tiempo y sin embargo es la Hora.

Pronto celebraremos su primera comunión. Gustaré la sombra y su sonido de furia. Asistiré, pero no me verán a su lado.
Lo sé: la posibilidad es el Salto a ninguna parte que conociera, anunque soy.
La Creación pisará la creación, y florecerán sus nadas salvajes, sus galas fúnebres, sus algas, sus alas. El sonido previo al inicio donde nunca es lo siempre.

A veces, abecedarios en los vencejos tiritantes del Norte, paseamos sin manos por la Berlín Alexanderplatz junto a sus hombres huecos y solos, o entablamos la última batalla de ajedrez -la inicial- con la Parca a orillas del mar roto como cera, o quemamos mis brazos al matar la muerte -que danza en el castillo que nos espera y que nos delata candelabros al sur de la maNo, o me asombro cómo dispara osada en mi sien -una vez más, iNocente- mientras ladra el Perro que mengua, o desciende -como el nomundo manda- encarnada a la luz de su cama crisantemo. Sé NO, le digo y le digo y le digo.
Uñas sucias de elefante ante el espejo donde le rompo la espalda a mi hija maga.
Estaré a tu lado sin ser visto, lo sé, sin ser, sin verme.
La Gaviota ha caído en desgracia para que tú emerjas sin nacer, Estrellita, a la viva muerte de tu padre ciego, éste que nos lee.







Antonio López Medinilla sobre

2/11/07

Ladra el Sur, amanece el Péndulo-






Luna nueva de la decisión-

Se inicia la batida-
Luna llena-
Qué gran esperanza-

Oscura palabra
De la mandíbula rota-
Y las hierbas lloran-
Y las nubes quietas-

Estrellita, despierta,
Tu padre ha muerto
Y ahora es un péndulo-

Ala herida-
Disparan-
Qué gran esperanza-
Mi hija,
y sigue sucediendo-

Fui creciendo en la mengua,
y sigue sucediendo-

Cuando surgió el Norte
Frente al Sur-
Lo ocultó-
Se ocultó bajo la cama
Al Sur-
Se lo ocultó-
Nadie encontró la estrella
Al Norte del edén-
Me encontraron, sí,
Y yo tal vez no era ya-
Y ya quizás no era yo –
Y yo tal vez no era ella-


Antonio López Medinilla de


Otra gran esperanza-






Entre lo obscuro,

Soy el ojo duro
Del muerto-

Luces mías,
Mirad donde no-
Cuando siempre no-
Donde reposo
Como oscuro ojo
Mientras sea
Vuestro hermano-

Redonda la mano-
La próxima redonda
Hacia el negro sí,
y sigue sucediendo-

Para el mundo negro
No hay un nombre-
Hay un color
Contrario
Que es blanco y sur-

Cuando la sombra
Nombra mi nombre,
Y me olvida,
El sur es sub
De nunca sur,
y te olvida,
compañero hombre-

No sé si arde-
Pero levita en el fuego
Comiendo de mis ojos-

Sedúcenos, inexistencia-

La muerta es otra-
Hechizada
Gemirá, lo sabemos-
Y destrozará este mundo-
Otra gran esperanza-



Antonio López Medinilla a