29/1/08

La senda de la pobreza-









Distante
La curva de tu hombro
Acaba de pasar-
Y sigue sucediendo-

Y bien, Diana,
Fui al lugar del encuentro-
Y Yo
No estaba allí-
Aunque sí
Tu no ser-

Creo que es un sueño,
Y cenamos de nuevo,
Estrellita-

La piedra blanda
Bajo el aire norte
La encarnas
Mirándome
Desde los árboles,
En el rostro de la luna-
El viento seco de la hierba
Eras tú, mi-no, danzando
Bajo el aire de los suelos-

Muertos de amor y no
Derivan al ángel los
Estratos de su piel sin-

Mi calle goza de
Un oscuro nombre, lo sé,
PANTANO Y SILENCIO
Celebrando el ahogo,
Lo vertical en el horizonte
Que no existe-

Desértica y amparada,
No hieres sola tú
Donde siempre juntos
Cuando ya nunca fue-

Verá el sí
Aunque no lo crea-
No lo creerá
Pero puede leerlo-

La noche encierra
La Historia-
Todo inútil
En la hora de la hora-

¿Rezabas?

En el costado de Cartago
La carencia de DOS
Me sostiene-
La pertenencia a lo nunca-
La escalera a la nada-

No debiste contestar,
Compañero ángel-

¡Oculta el costillar!

¿Si te salvo a lo no,
Prometes volver, Bronwyn/sin?

Siempre persona-
Siempre sola-
Siempre no
En la belleza del bosque,
Bronwyn-

La senda de la pobreza
En un mundo maravilloso-

Sir Lot
Da campaNADAS-


Lo eterno declinado,
Lo ingrávido estéril,
Pedigüeño e inmóvil-
¡SAL de lo mí!
Vomito, descriptivo-
Debió entrar
Por la puerta de atrás
A fin de no ser visto-

Vaya cerca-
Acuéstese, Padre-
Me sirven sus Manos
Para huir a lo No
Dulcemente-

Y SUCEDERÁ







Antonio López Medinilla
de espa(l)das hacia

26/1/08

La vida en Marte-





El aire abrasa

Cuando las nubes faltan-
La no-vida solloza
En la mujer de la tierra muerta
Que camina a mi lado
Llamándome-

ME TOCA LA MANO-

Gime, mastica el musgo
Entres rocas arrodilladas,
Bajo la niña de la estrella muerta
Que camina a mi lado-

ME LLAMA NO-

En el yermo de la nada,
Manos informes
Nombran, señalan
El Sur de tu Sub-

Hoy pasearemos de la mano-
Pasaremos de largo y dentro-

Gab, en la hora señalada
No soy tú
Sino tu no-

Hermanas,
Si los barcos de nuestro padre
No hubieran naufragado,
Existiría el Mar-
La vida en Marte-







Antonio López Medinilla
de espa(l)das tras


No te observo y me reconozco-






Luna nueva, la Decisión,
En este instante
Aunque sin Persona-

Gris luz de No
Si lo condicional
Enterrado Y DE PIE
Me abraza en la escalera-

Si los barcos sí
Si las parcas sí
Si los hierros sí-
Sin los barcos
Sin los hierros
Sin las parcas
TÚ NO ME NOMBRAS-

Las hurtan-
Las Dolorosas punzan-

La mente dispuesta a lo nunca-
Los comensales bostezan
Ingratos e ignorantes-

Me roba una rosa-
Usted roba rosas, Señor-
Por qué-

Desearía
Que robara
La vida
Que no llega-

¿Por qué la vida no llega
Si siempre hay una historia?

Cántame en la llama, porqueriza,
El fruto que muerde
El pecado sin rosal-
El pecar sin la rosa-
La zarza que una vez habló-

No te observo y me reconozco-

Arrojo
Mis manos a la noche-

Bienvenido al circo,
Pierrot Trágico,
Cuando siete lunas
Y las nubes solas
Y las hierbas lloran
Y nadie
Del rumor del pantano-

Sonríe: nos observan-







Antonio López Medinilla
de espa(l)das para



22/1/08

el SUR-sub (fragmentos, X) -primera parte.


el SUR-sub, X
(primera parte)



"un mundo sin orden anterior
al orden de lo escrito"
JUAN EDUARDO CIRLOT








Es un obrero-
Se nombra Piedra-
Derriba muros-
Observa ángeles-

Me narra batallas-
Obediencias debidas-
Aturde mi odio-

Afectuoso en el Alzado-
Un cuidado desmesurado
Al que replico humildad,
Vergüenza, venganza-
Por no decir alas-

Cuanto te enseñé,
Hija mía-

SE MUERA
SE MUERA

Crece el mar
A mi espalda
Cuando mengua
El agua que respiro-

Visión ES-

Cada gesto,
Una hoja mordida
De silencio roto,
Acumulable-
Fragmentos-

De espalda a la espada,
Hasta que La Palabra
No sea propia-

¿Espa(l)da de cristal, Bestia?

Me vigilan
Cada mañana
Al despertar-
Me asesino
En los espejos-

¿Quién eres
en la ruina
de tu rostro otro?


Aires cortan Aires-
Buenos o malos-
Sajan lo yo-

Viento del este
O doliente de niebla-
Tacón de fábula,
Y el río fluye, sucede
Impasible, deslumbrante-

O triste:
Si las aguas hablasen
Dirían que expiras-

Pero es falso-
Lo to/do-
Olvido-
Flotas-
Exhalas-

El derribo
No devino a hito-
Se anunciará luctuoso
O irrisorio-

¿Se oirá en las olas,
contracorriente?


Ni loco:
Azar de escombros-

Apenas recuerda,
Irene me olvida el no-
Como yo la olvido
Arañando mi rostro-

No anhela descendencia
Pero requiere versos-

Ur al Sur, y no di
Cuanto debo en
La construcción necesaria-

La Obra se acaba-

Una supervivencia más-

Un salvaje sin más,
Mas sin mí-

La misma enfermedad
Nos hizo-

A tu señal,
Bosquejo el exilio
De nuestro hogar
Al hogar sin lugar, Padre-

Nuestro sin-
Pero huiste-

Recita, Hijo,
Mi canción de cuna
En los tejados-

NANAme-
NADAme-

¿Realmente has muerto?
¿Realmente espada?
¿Cantas realmente?

Te pareces tanto a-

¡Dios, no
Te vayas con ella!

Sucio y obsceno
Me viste
Mientras me alimento-
Pero esa es tu culpa.

El infierno: los otros,
El abismo como ojos
En la raíz del cristal:
El Lago no te refleja,
Pero es lecho-
Estoy conforme-

Ahora todo lo invisible
Nos observa, Estrella-

-Vine a vestirme, Padre.

Larvas tumultuosas
Subrayan mi piel,
Mi sin, mi son,
Sin tus dedos-

Morada sin 2-
¡Hace frío!

Nadie es definitivo
-es innegable,
Aún menos admirable
En el signo de los tiempos-
No hay tiempo-
Hay Piedra-
Lapidan lápidas-

Sucede
Que del espejo
Severo y dormido,
Y del temblor
Entre lápices rotos,
La bestia se detiene y rumia
Un verso final, cualquiera-
Aunque es básico
E injustificado
Como el beso a una puta-

¡No eres un hombre!
Mágico es-

Rota en dos la cruz,
Se desnuda la Santa
Y es hetaira-
KIRIE ELEISON

Piedad por no ver
Al prójimo que mora
En mi propia sombra
par-pa-de-an-te,
En la cruz de URbe
Y regocijo-

Oculta su cuerpo-
Desvela la herida-

Si ha de sanar,
Ha de remendar
Tejidos en lo impalpable-

Tus visitaciones, Caridad,
En el andamio
Antes del Salto-

Pero es falso-
Estoy conforme-

Sanás, hermana Parca-

Su mano, pústula
De sanidad-
Pérdida de santidad-
Prejuicio sin orgullo-

¡Piedad!

Hiela más allá del cristal,
Más allá si me nadas,
Más allá si lo nunca-

¿Qué fue de
La vida en los otros?

Nada acontece
En el banquete-

¿Qué escuela eliges
En el fondo del mar?

¿Sentirás vergüenza por ello?

Y así clamaré por el recinto
De flor enloquecida,
De plata incendiada-

No unge el agua que le urge-
Florece un día y aterra
En el aroma de las gárgolas-
Qué quietud-

Arrolla las mieles
De tu lengua, serpiente-

En los campos/murmullos
Las imágenes
Que nunca fueron
De carne y hueso-

¡Cómo agradezco Lo!

Define la indefinición-

Bajo los campos,
Bajo lo bajo,
En el olmo viejo,
Rezando lo sí a las nubes,
Y amaneciendo entonces-

Como yo
Como del péndulo.
Cómo no
En lo nunca,
Mi comodín:
Venus que el nudo
Excede, desnuda
Y pordiosera-

Enmudece-
Milagro-

Se fragmenta-
Me esperanza-

La misma enfermedad
Nos hizo ir-

La exhibición humana
Cobija al espejo
Que evoca
La distorsión
Descalza-

Sí, vengo
A vestirte,
Tacón de Ur-

Me acomodo
Como nube o como hierba
En el cielo o en la tierra-
Opongo al viento
Mis brazos rotos-
Si desciende
Rocía congoja,
Pero nunca nieva
La vida que entristece
Al sur
Donde nunca nieva
Tristeza-

Permanece intacto
En la trenza de los trozos-

Escala de escaladas
Donde corea la nada
Entre tus párpados compasivos,
Compañero ángel-

Luego de horas
De ventanas, mi distancia-

La calima en la costa
Repetirá Lo No
Que invernó
Bajo la sucia almohada-

Sola, lo Gris-

-Transite en círculos solos.

-Encantada -responde

-Así que no me dé usted la mano

-No tiene mano –le advierto.

-Salga.

-¿Dónde?

Tu falda real, maga hetaira-
Tu dulce deformidad, monstruo-
Jalonan el yermo
Donde No y Yo-



Antonio López Medinilla



20/1/08

Pudo ser canción-




Precisamente donde me encuentras
No hay nadie-

Un árbol de sangre
En las piedras niega
La escritura de
La rosa celeste-
Me atraviesa
La espa(l)da
Impalpable-

Decapitados,
Todos se parecen-

Aparecés
En las flores
Decapitadas-

Palabras de carne
Y alfabetos de SentidoS-
Escribe en la llama
Cuanto extingue
Como bestia de 5 poderes,
Lo arcangélico en la nada-

La llama que apaga
En la bestia de un ángel
Cobija al Hombre
Que al ángel da la espalda-

Pudo ser canción,
Si cantara-
Pero tampoco hay boca-

Repite el silencio-

Donde fui alguien para ti,
No hay nadie-

¿Te extraña
Que tenga miedo?







Antonio López Medinilla
sajando el SUR-sub, X

18/1/08

Nos de pocos LEGION-








Parece que hubiera
Un coro griego abajo,
Aunque son las ratas-

Abrir la Rosa como hurto azul
Del cielo en la tierra-
Lanzarte la Piedra-
Buenaventura en la brecha
Del muro entonces que se lamenta,
Y la roca que me golpea
Errática extática
Al viento del tiempo lo no rogando,
El nombre de la Estrella a veces
El péndulo a veces
La decapitación que se solloza
A veces rogando-







Al Salto

Soy Otra voz
Donde otros
No son
Otra vez-

Nos de pocos LEGION demanda migas, humildad-
La última brizna de la hierba es inocencia,
Pobreza de medios,
Al final de los días sin sur sin noche-

Golpeador
Lacras el código
Por los siglos de los siglos,
En los libros de la ausencia-









La boca del lobo

La partida en la boca
La espina del otro-
Huyamos, hermana-
Ya cortan tu carne-
Ni mueven negras
Ni balan blancas-
No hay nupcias-
Nos caza la nada-

Tomad y leed
A la cría de tiza:
Es un canibal sin uñas-
Al inicio el verbo,
Ladraba sin el fruto
El silencio ante el árbol
Que arañabas-









Junto a la baba
Del diablo blanco,

Hay tinta ajena-

Lector maullador,
Tú me conoces-
Vení comidita, leeme-

¿Otra vez
La misma pregunta

Que dice NO?

A orillas de
No sé dónde lloré,

Y me senté a rezar-

Todo inútil no-






Antonio López Medinilla
de espa(l)das hasta
(QUE LAS PALABRAS
NO SEAN PROPIAS)






Estas palabras no son propias de usted-

17/1/08

Tan felices en lo no, REALMENTE-









Inexorable
En el sentimiento del bosque
La Geometría del aullido nube
Decayendo
Al borde de la ciudad dormida,
Del humo dormido,
De la dormida estrella-

Asegura:
Exageran el valor
De la casa que inventamos-
El no hogar tu/yo al sur-

A tiempo sólo
El silencio tan-
Silenciografía
En el tambor de la muda voz-

Un ángel junto a ti-
Lo siempre nos circunda-

Sucede ahora-
Ahora en lo nunca-

Dime
La hondura,
HechiCero-

Deshabitada tú-

¿Y?

Aquí está el agua-
A dos milenios-

¿O?

Es todo cuanto
Hay que cavar-

Me urge el color
De robar los cinco reales
Bajo tu lengua muerta-

No seas real de nube
De roca de hierba-

Susúrrame
Al acercarte
Lo innombrable-
Lo no
Que nos nombra
Sí o sí-

No escribiré esa carta
Al borde de la tierra
Sino en el filo del limbo-

No seas inmensa-
No seas mar o pantaNO-

La ola nunca que eras
Fue suficiente-

Tacones, antes del viento
Quédate quieta-

Pensándolo bien
Todo fue mal-
Mar otra vez-

Llegas-
Vence el viento-
Tan felices en lo no
REALMENTE-
No vengas-


Antonio López Medinilla
a la espa(l)da de



13/1/08

y ¿no respiras?-



Sobrevive y sobreactúa
Bajo montañas de escombros,
Capas de existencia
Disconformes y violentas-

Es un obrero-
Se llama piedra-

Me narra batallas-
Obediencias debidas-
Aturde mi odio-

Afectuoso en el alzado-
Un cuidado excesivo
Al que replico vergüenza,
Humildad, venganza-

Cuanto te enseñé,
Hija mía-

SE MUERA
SE MUERA

Crece el mar
A mi espalda
Cuando mengua
El agua-

Cada gesto,
Una hoja devorada
De silencio roto,
Acumulable-
Fragmentos-

Arrojás el acento,
Y no nevás, Magdala-

Una mañana exasperada
El mar endureció-
Agua seca-
Comenzamos a caminar-
¿Lo recuerdas?

Los brazos
Separados
Del cuerpo-
Las manos
Separadas
Del alma-
Tus gestos
Señalan
Nuestro hogar-

Sin/Lugar donde
Me escamas,
Bajo olas que
Escapan y ondulan
La Cruz del Sur,
Mi pequeño hongo silencioso-

Acá
Nos apareamos
Con ángeles-
Como ángeles-
Gran error-

Cada mañana
Saludo tu espiral,
Sobrecogido-
¿No es suficiente
Signo de humildad,
Amor mío?

El ángel
Es OtrO
Donde yo no
Como como ángel-

RecogiMIENTO-

Lo que canta
No te expresa-
Pero es
Cuanto soy
En el misterio
De los hombres
Que disparan-

Ver
Para
Creer-
Te amaron-

El mundo se está muriendo
En tu movimiento-

Altar de palabras
Antes de LA
Disolución-

Todos los versos
Son inciertos,
Aunque
Verdaderos al Sur-

Vos antes que el sol-

¿Y no respiras?








Antonio López Medinilla
sajando
el SUR-sub, X


10/1/08

de espa(l)das-









El mar

Abandonado en las algas
Mece tus sueños-

Es una niña que inventa
El mundo,
Pero es nonata-

La marca del ángel
En el rostro norte,
Roto de la niña-
Muerta viva
Que no es ángel
Sino escritura
Disparando-

No recuerdo la escena-
La memoria
Es esta espada
Que recorta las aguas-

Una estrella-sin-ella
Contiene el candado
De todas las puertas-
La razón de las ventanas-

Un hombre sin nombre
Yace en la campiña
Como ella en la espada-

Un ángel sin alas
Sigue sucediendo
En la espada-









Antonio López Medinilla

de espaldas

8/1/08

VisitANTES, el otro el Reino-





Maldices cuando te convoco

En el humo, RES,
Animal de palabra febril,
VisitANTES-

Es otro el Reino
Y desconocemos el Salto
Como olvidamos el Fruto-

¿De verdad me deseas,
Compañero ángel,
Para lo que aún no eres?

Por una vez
La bestia procede
A su humanidad:
Retorno a ser la niña
Que devora el jardín
De las delicias/sin
Con la vista anublada-

Si las nubes sin-

BESTIA
-¿Me permite ver
Cómo copula
Cansada del blanco y negro?

BELLA
-No suelo.

BESTIA
-¿Hay nubes?

El sí se alimenta,
Y me resulta innoble-

No te observo y me reconozco-

Se origina de lo negro
Entre lo solo y ciego
Ante sus ojos-
También culpables-

¡No me roces, animal!

Venderá el mundo
Por esta roca que florece.
Aunque antes
Venderá a su hija-

¿Te sonrojas, perro?

Arrojo
Mis ojos,
y no estás-

Frente al espejo
Cada acto que ignoro
Da lugar
A alguien que conozco-

Ni hombre ni bestia, Buenos Aires,
Entonces, te asemejas a un ángel-












Antonio López Medinilla para


7/1/08

Si sucede, sucede sin-





Los bosques avanzan
En la sima sonora
Que anuncio desnuda-
Pasan de largo ramas y ramas,
Y sigue sucediendo
Sin mí, tan necesario-
Aún espero-

Fogón de la antinomia-
Y ésa es
Tu edad dormida-
La nube asfixiada
Del cabello
Bajo las aguas, K,
Calcinando el reino
Sepulto y azul
Protección-

Mis hijos peces
A una profundidad indecorosa
Dan a luz en el mullido abismo-
Devoran el fruto del olor abisal-
El blando color de la hembra/madre-
La letra de tu nombre, Ur-

No tus palabras, medusa-
Musa, no son tuyas-
Le competen al rencor
De la voz por el Verbo-
La enorme coraza
Donde no cobijo
Las aves santas
Que escriben los cielos-

Aves o nadie-
Nada real
Me salve-

Atesora
Los hierros necesarios
Para el hogar
Bajo el tiempo-

Un movimiento de amo y señor,
Que amó/sin,
Avocado a ser jalón de hierba
Cuando las piedras hablen-

La espada de la añoranza,
Vida muerta,
Lontananza que
Desgarra el mar
Que señalas, sur-
¿Y la letra?

El cielo reseco,
Y en la vida como
En la muerte come,
Las aves se incendian
Al pie de tu nombre-

Sílaba
Resurrecta
Bajo la amapola
De una carta perdida-
Aunque Irene no
Reconoce mi abecedario-

En las algas
La añagaza
De olas que rizan
La Perspectiva
Todopoderosa-

Persiste en el diario
Y en las rompientes de la Voz-

Un holocausto vertical, dormido,
Antes de la nube cenicienta, negada,
Y el tránsito de las polillas
Hacia el fogón de la entrepierna-
¿A qué huele tu carne?

Por la gota
Del rito iluminado

Liba las sobras
Del plato de todos-

Residente en la nube-
Mírame, sin embargo-
Aprende a cantar
Bajo la lluvia-

Añorar la fuga-
El hogar de nunca
Me circunda-

Espacios derrumbados
Ante la Organizadora
De mi tristeza-
¿Y
Si las aves

No despiertan
Los árboles?

Lo sé, y sabes,
Escribes, eras
La ceniza innumerable
Desnuda en la llama-

No te observes-
La gran dama,
La peste negra
Aguarda a las orillas-
Pasan negras y balan blancas-
Escapan las olas
Como escapa la verdad-

¿Cuántas estrellas
Te urgen en el cemento?

Las paredes son muy necesarias-
Mas no vea yo un techo,
Y menos aún blanco,
Y menos aún celestial o seráfico-

Al borde de mi cuello
Escrito,
La muñeca negra
Del sentimiento paisaje
Me nace-

Aquella plaza,
La plaza-
Aquel pie,
El pie-
No te pertenecen-
Tampoco te perteneces-

Estoy conforme,
Aunque el verso en esqueleto
Adopte el volumen de
Cualquier carne-

La secuencia del atardecer,
La cruz en el pantano,
Se ufana en la estrofa
Que ignora
Toda continuidad-
Me cura estar allí,
Roto en dos mil pedazos-

Sin cesar
Ni ser-
Si sucede
Sucede sin,
Esto es,
Sigue sucediendo
Lo no y en consecuencia-

Mi cuarto mundo,
Estancia donde
Estrella me besa la maNo
Luego del disparo
Y antes del pie-

Perdida la estancia-
Constancia muda-
Me estremece
Verle tan cerca-

Es obvio-
Por el horror, Belle,

No soy el espejo de tu morada-

Sí o sí
Asalto tus malos vientos-

Aquí debí nacer,
Fragmentario,
Arqueando las capas inconclusas-
Aquí aún exista
En la doblez de la vida-
En la falda de la boca muda.
En la desparición-des.

Puedo ver sin vivir
Todas las vidas
En ninguna-

¿Es igual a la existencia
En ninguna parte?

No vive sin
Ver lo No-

Del hielo si dentro,
La hoguera me corrompe
En cirios que se agrupan-
Siendo y no siendo
Amapola y disparo-

Llama en lo ido-
Abandoné en la llama-
No llama la llama-
Llamé lo ido-
¡Qué problema,
Mientras laceras
La espalda rota
De mi vida!

Todo movimiento es disgregación-
La existencia rota
En esencia y consecuencia-
¡Ni pestañees, Bestia!

El orden anterior
A toda palabra de hierba
Acunada al soplo-
El vórtice, la Posibilidad-
La capacidad de mutar
Nos halaga en cada brizna-
Cada página, suavemente-
El silencio es pétreo,
Es libro y fosa-









Antonio López Medinilla
sajando
el SUR-sub, X



5/1/08

Siendo No, siéndonos-





Frutales endurecidos-

Jirones tenebrosos-
Donde nunca nieva-
¿Cómo es posible?

Siendo No,
Siéndonos,
Tus dedos nubes,
O próximos,
O nunca-

La Heredera proceda
Bajo el tedio bajo
Ante el lobo-
¿Glamorosa?

Holocausto de color-

Visitaciones de Porqueriza
Mágica-
Cogés el árbol,
Y las hierbas dicen
De lo erróneo
Del juicio
Entre animales-

No logra ser indiferente-

Tal vez me despierte el ladrido-

Tan fiel
Tan hirsuta
Tan espada,
Apareada en la espiral,
En el ramaje de acres,
Te conozco, mi No-
Me tienes-

Ante el ciclo
De los deDos,
La fronda
Jamás tocada-

Lanza la negrura
A la luz arrodillada,
A lo nunca de la nadie nada,
Y mientras acontece
Amanece
Entre violentos abandonos
Cuanto nunca es
Entre hermanos,
La uña en la carne,
Hundiéndose,
Y es triste si me alba-

La Noche, no-
La boca o ceniza
Entre dulzuras derribadas-

Postrera latencia,
ALCOHOLES-
La bestia en el insomnio-
La luna por la ventana,
Junto a los pájaros negros,
Entre las hojas abandonadas,
PÁRPADOS-

La diferencia-
La distancia-
La mirada-
No enseñes nada-

No hay nadie-








Antonio López Medinilla
sajando
el SUR-sub, X