26/1/08

La vida en Marte-





El aire abrasa

Cuando las nubes faltan-
La no-vida solloza
En la mujer de la tierra muerta
Que camina a mi lado
Llamándome-

ME TOCA LA MANO-

Gime, mastica el musgo
Entres rocas arrodilladas,
Bajo la niña de la estrella muerta
Que camina a mi lado-

ME LLAMA NO-

En el yermo de la nada,
Manos informes
Nombran, señalan
El Sur de tu Sub-

Hoy pasearemos de la mano-
Pasaremos de largo y dentro-

Gab, en la hora señalada
No soy tú
Sino tu no-

Hermanas,
Si los barcos de nuestro padre
No hubieran naufragado,
Existiría el Mar-
La vida en Marte-







Antonio López Medinilla
de espa(l)das tras


12 comentarios:

meridiana dijo...

Que hermoso poema!!
Es un tema delicado para opinar pero " que sería de nosotros sin ESE mundo que nos juega encuentros y sombras en lasas noches o las soledades??"

Me gusta el blog

Vanesa Aldunate

gaby bruch dijo...

ese constando, si/ tu / no, esa fragmentación que me unifica.
ya sos parte de mis necesidades cotidianas para calmar esta sed

gaby bruch dijo...

constante no constando

Madame X dijo...

Existe. Está en ti, pequeño marciano. :-)

... X

meridiana dijo...

"En la mujer de la tierra muerta
Que camina a mi lado
Llamándome-"

como resuenan hoy estas palabras
Antonio!
Me he tomado el atrevimiento de usar unos versos tuyos como epígrafe a mi entrada en Meridiana.

los he encontrado tan cercanos que
no he podido resistirme.

Saludos
Lilián

karmen blázquez dijo...

Don-o-sur-a, del mi señorito Antónimo,

"Si los barcos de nuestro padre
No hubieran naufragado,
Existiría el Mar-
La vida en Marte-"

En el sur está Marte, en este mar de fondo de pantano, en esa piel de oso resucitado,

El silencio es pasmo, espasmo ante la belleza aguamarina de tus aguas, de estas "piedras blandas"

Un sincero abrazo y sigo buceando entre las músicas
k

karmen blázquez dijo...

Don-o-sur-a, del mi señorito Antónimo,

"Si los barcos de nuestro padre
No hubieran naufragado,
Existiría el Mar-
La vida en Marte-"

En el sur está Marte, en este mar de fondo de pantano, en esa piel de oso resucitado,

El silencio es pasmo, espasmo ante la belleza aguamarina de tus aguas, de estas "piedras blandas"

Un sincero abrazo y sigo buceando entre las músicas
k

antonio medinilla dijo...

Seríamos otros, Vanesa, sin ese salto al encuentro.

Gracias por la visita, amiga.

Antonio.

antonio medinilla dijo...

Es un halago ser parte de la necesidad de Otro. Me fragmento, y te saluto, Poeta Gab.

Antonio.

antonio medinilla dijo...

X,y ¿qué diré de todo lo que existe en ti? Leo, a veces algo intimidado, pero perdiendo los OjOs gustosos en las curvas y púas de sus relatos, just life on mars.

Abrazos.

antonio medinilla dijo...

Mis versos están a su disposición, estimada Lilián. Es un honor.

Abrazos, amiga.

Felicidades reiteradas por vuestra Meridiana, musas medusas.

antonio medinilla dijo...

Mi querida K, el mar otra vez en su resurrección une el Sur al Gran Fogón de tu Voz.

Con mi afecto y admiración,
Antonio.