24/2/08

Es otra la llave, Hija de Dios-








Delátame al método
De las disoluciones
-ya no es mi cargo-
Porque vine a ti
Desnudo y en llamas
Para salvar
La vida de un muerto
Con el humo de llorarle-

¿Padre, por qué me has abandonado?

Nunca dije, Mortaja,
Lo no,
Ni el sí-
No dije nada-
Ni pedí tu mano
Sin mí

Que me envuelve
Bajo el lino protector-

Me acusará el ojo:
La inocencia con metales,
La niña que inquiere
El gesto abrasador de la respuesta-
Ante el ser humano
Los ángeles enmudecen-

Somos cuanto desconocemos-

Te ofrecí la boca del sur
Como te di la cruz del sur-
La salvación de las bestias
Que deambulan bajo la lluvia
Y ladran en la noche que nos roza
Que ahora soy el péndulo
Que busca las aguas ocultas-

Mira bajo tu almohada, Estrella,
Aquél que te habla
Y eres no-

La humilde brizna de hierba, compañera,
acógela en tu
bolsillo;
pronto cubrirá el mundo de los abundantes,
vestirá el mundo de los escasos,
donde ocultamos todo el amor propio.


No mires para ver
Cuanto supe olvidar
En la hierba que nos ampara-

Es otra la llave, Hija de Dios-










Antonio López Medinilla
sajando el SUR-sub, XI

22/2/08

y los peces te peinan





El espacio de la mutilación
Y la afinidad teratológica
Manosean tus pasos
En el jardín de Bomarzo-
Tu ausencia, Irene,
En las piedras que hablan-

Reapareces en el limbo -sostuve,
Inalterable, triunfante,
Negada tres veces,
Como tu padre.

Todo el día y toda la noche
Con mi madre-

Siempre nos quedará
El horror en la Zona-

No me convence-
Difícilmente me reconozco-
Como piedra y no-
Como bestia y no-
Como ángel y no-
Como larva y no-
Como sílaba y no-
Como árbol y no-

Él engarzará collares
Entre cielo y averno él
Entre hierros y suelos él
Entre las hierbas y las palabras de
Una garganta abandonada-

Arrojada al viento del alba
Sumerje las casas
En la posibilidad de otra-

Odio a mis hermanas-

La Bestia lo agradece,
Y me otorga sus tesoros-
Un hogar de nunca-

Detesta el oro y el ojo-

Elegimos plata y alga
En lo verbo-
Comienzas a leerme
Cada noche al llamarme,
Y es no,
Aunque sigue sucediendo-

Aguardo
La mar que imploro
Bajo la piedra verde-
No hay barcaza-
Tampoco destino a-

No vengas esta vez-
No hay confianza que valga-

Despierte y vístase-

Un eterno afán de eclipse
En el desierto
Para la luz de Belle-

Templar o cantar,
Es mi duda,
La lánguida espada
Que lancea el escudo
Donde ocultas a tu hija-

El escudo me lanza
A las protegidas-
A las heladas prostituciones
Del discurso lineal-

Miro su rostro bajo tu rostro-

Un rostro sin rostro-

¡Pareces estúpido!

La esperanza oculta
Porque no hay semilla-

Ningún hijo tuyo fue mío,
Y los peces te peinan-









Antonio López Medinilla
sajando el SUR-sub, XI



21/2/08

la vie en noir-










Camino en silencio y no me oigo-


No camines en silencio-


La luna desapareció-

La vida tirita: es lícito-
Abrí los ojos-

Cerré los ojos-

Amanece y anochece
Dentro de mí-

Soy mi eclipse-

Cuando no sí-

Cuando sí no-

Me hablo

Como crece el musgo

En la sombra-


Rezamos toda la tarde

Y dentro de la noche-

Éramos noche-

Éramos no-

No fuimos-

Anocheció de repente-
He herido

Al sol implacable-


Mito arriba mito abajo

Reconozco el cuadro-

No me reconoces-

Equis luces,

Y poco más-


Apenas 42 golpes

No me apenan-


Del dolor al dolor

Olvidamos el Dolor-


Otro yo-

Lo nunca yo-

Lo no de otro-
Lo otro no-

Yo,

Sin lo otro-


LO sin LA

Es sino/sin, y calla
Si halla-
Si me di-


Acercar la distancia:

Nombrar el silencio:

Besar tu ropa, Belle,
En la roca-


Es mi tiempo: nunca-

Y mi amor: no-

Precisemos:
NO
NUNCA

YO.


El clamor de hierros,

Tremor que no silencio-

La iglesia me alza

Cuando el mar retrocede-

Espadaña de carencia-

El dulce veneno

De la sierpe en noir-

La espada vertebral-

Caminar por la arboleda

Mordiendo la manzana-


Espadas:
CampaNADAS

A la espalda siempre-


Claro que hay camino-

Camino y no me ves-


Y todo

Porque respiro la Rosa-


Conócete a ti mismo-


¡Qué vergüenza!






Antonio López Medinilla

sajando el SUR-sub, XI

17/2/08

el SUR-sub (fragmentos, X) -tercera parte.

el SUR-sub, X
(tercera parte)












"creo que estoy un poco triste, y como siempre
tardarás una muerte en enterarte"
"Si pudieras mirarme,
verías lo que soy.
Y yo te lo negaría a muerte."
GABRIELA BRUCH



Atesora
Los hierros necesarios
Para el hogar
Bajo el tiempo-

Estructura-des-

Un movimiento de amo y señor
Que amó/sin,
Avocado a ser jalón de hierba
Cuando las piedras hablen-

La espada añoranza,
Muerte viva a la espalda,
Lontananza que
Desgarra su Más-
Mar que lame el sur
Sin horizonte-

Nadie huye en ésta-
Nadie hay en esta tierra-

¿Y la letra?

No es explícita-

El cielo seco,
Y en la carne como
En la muerte,
Las Aves arden
Al pie de tu nombre-
No dije alambre
Ni libélula-

Sílaba
Resurrecta
Bajo la amapola
De una carta perdida-
Aunque Irene no
Reconoce el abecedario-

Entre algas,
Las galas del premio
Por puta andaluza-
Tacones de cripta-
La añagaza
De olas que rizan
La Perspectiva
Todopoderosa-
De pie, regente
En el golpe a golpe-
No fui moneda-

No fui sino canto rodado sin-
Fui, eras
Perra amaneciendo-

Persiste en lo diario
Y en las rompientes de la Voz-
Merecidamente
Cuando menos llueve-

Un holocausto vertical, dormido,
Ante la nube cenicienta, negada-
El tránsito de polillas
Hacia el fogón de la entrepierna-
La misma esfera en llamas
No llama a nadie-

¿A qué huele tu carne?

Por la gota
Del rito
(Ilumina) liba las sobras
Del plato de todos-

Residente en la nube-
Mírame, sin embargo-
Aprende a cantar
Bajo la lluvia-

Añorar la fuga-
El lugar de nunca
Me circunda-

Espacios derrumbados
Ante la Organizadora
De mi tristeza-

¿Y si
Acaso las aves

No despertaran
Los árboles?

Lo sé, y sabes,
Escribes, eras
La ceniza innumerable
Desnuda en el fuego-

No te observes-
La gran dama,
La peste negra
Aguarda a las orillas-
Pasan negras y balan blancas-
Escapan las olas
Como escapa la verdad,
La Persona-

¿Cuántas estrellas
-dejos del no-mundo-
Te urgen en el cemento?

¿Y en la palabra?

Las paredes son muy necesarias-
Mas no vea yo un techo,
Y menos aún blanco,
Y menos aún celestial o seráfico-

Al borde de mi cuello
Escrito,
La muñeca negra
Del sentimiento paisaje
Amanece y no nace-

Aquella plaza,
La plaza-
Aquel pie,
El pie-
No te afectan-

Tampoco me perteneces-

La secuencia del atardecer,
La cruz en el pantano,
Se ufanan en la estrofa
Que ignora
Toda continuidad-
Me sana estar allí,
Roto en dos mil pedazos-

Sin cesar
Ni ser-
Si sucede
Sucede sin,
Esto es,
Sigue sucediendo
Lo no y en consecuencia-

Mi cuarto mundo
Donde
Estrella me besa la maNo
Luego del disparo
Y antes del pie-

Perdida la estancia,
Constancia muda-
Me estremece
Verla tan cerca-

Es obvio-
Por el horror, Belle,
No soy el espejo de tu morada-

Sí o sí
Asalto tus malos aires-
Aquí debí nacer,
Arqueando capas inconclusas-
Aquí aún exista, fragmentario,
En la doblez de la vida-
En la falda de la boca muda.
En la desaparición-des.

Logro ver sin vivir
Todas las vidas
En ninguna-

¿Es igual a la existencia
En ninguna parte?

No vive sin
Ver lo No-

La hoguera me corrompe
En cirios que se agrupan-
Siendo y no siendo
Amapola y disparo-

Llama en lo ido-
Abandoné la llama-
No llama la llama-
Llama lo ido-

¡Qué problema,
Mientras laceras
La espalda rota
De mi vida!

Todo movimiento es disgregación-
La existencia rota
En esencia y consecuencia-
¡Ni pestañees, Bestia!

El orden anterior
A toda palabra de hierba
Acunada al soplo-
El vórtice, la Posibilidad-
La capacidad de mutar
Nos halaga en cada brizna-
Cada página, suavemente-
El silencio pétreo,
Es libro y fosa-

Sobrevive y sobreactúa
Bajo montañas de escombros,
Capas de existencia
Disconformes y violentas-

Arrojás el acento,
Y no nevás, Magdala,
En la suciedad
Que me conforma-

Una mañana exasperada
El mar endureció-
Agua dura-
Comenzamos a caminar-
¿Lo recuerdas, manzana?

Los brazos
Separados
Del cuerpo-
Las manos
Separadas
Del alma-
Tus gestos
Indicaban
Nuestro hogar-

Sin/Lugar donde
Me escamas
Bajo olas que
Escapan y ondulan
La Cruz del Sur,
Mi pequeño hongo silencioso-

Acá
Nos apareamos
Con ángeles-
Como ángeles-
Entre árboles-
Gran error-

Cada mañana
Saludo tu espiral,
Sobrecogido-
¿No es suficiente
Signo de humildad?

El ángel
Es OtrO
Donde no como
Como ángel-

RecogiMIENTO-

Lo que canta
No me expresa-
Pero es
Cuanto soy
En el misterio
De los hombres
Que disparan-

Ver
Para
Creer-
Te amaron-

El mundo muere
En tu movimiento-

Altar las palabras
Antes de LA
Disolución-
Alzamiento-

Todos los versos
Son inciertos,
Si bien
Verdaderos al Sur-

Vos antes que el sol-

¿Y no respiras?










Antonio López Medinilla

11/2/08

Se admiten sílabas y larvas-









Perdóname,
Si no supe
Qué hice sobre ti:
La Escritura-
A Estrellita-

Nadaísta,

Como buen artesano
Del laberinto,
Revísteme de andrajos-
Se admiten sílabas y larvas-

No confieses
Los pecados tus piedras,
Avezado como dios como hongos:
Tus runas de vaudeville,
Tus círculos de coñac,
La hierba muerta de la vida
Y el temblor de tus maNOs-

Es seguro:
De entre los males
Del mar muerto,
Lázaro de,
Álzate y nádame-

Lo sur teratológico
Ensombrece la continua
Refriega del poema
Que no sano en tu norte
Para tu celda de caramelo,
Y que soy sin, Estrellita,
Para tu nostalgia de niña muerta,
Y tu madre sin mi vida-

No nos conocen-
No somos ni adversarios-
No somos-
No lo olvides, Estrellita-

No me olvides

No olvides lo
No
Sin
La
So
La

Como almena o desencanto
De la piedra arrodillada,
Despierto muerto de miedo-
El clan comienza a ladrar
Mi nombre en el tuyo-

Pronto te hallarán sin ti.







Antonio López Medinilla
de espa(l)das sobre








9/2/08

Extranjero, Extranjera-






Libérame, Señor-

Nómbrame compañero-


Nómbrame la cruz

Falsa y fiel

Que recuerden

Las Decapitadas-


Nada me queda-

Se queda con ella-

No veo el milagro-


Aunque soy él,

No veo el milagro-

-ahora nunca-


¿No es la vida bajo el sol
Sólo un sueño, compañera judía?


Lo que dice
El Pez en el desierto
Se vió en Getsemaní-

Se lee NO-

No da frutos-

No hay nadie-


Soñamos/rodamos-
Velas velan-
Vélenme, velas-


Magdala/Ofelia,
De Las Sin-
La que renace de las aguas,

Seca y sedienta,

No te pertenece-


Retórico,

Pronto encarnarás

La fábula

Que los niños arrinconan

Y las hembras temen-

El Tomo que espero-


Ondea Judas su sed,
Su hambre humanidad-

En las ramas el último sol

Ladra un río en movimiento-

Del amor cuelga y la culpa,

La Pertenencia Imposible-

Futilidad de la Letra-


Si bien

Los 5 secretos
De mi poder

No los repetiré

Porque sus reinos

No son de este mundo

Extranjero, extranjera-


Nadie renace

Donde nadie

Se ahoga-







Antonio López Medinilla
de espa(l)das ante

3/2/08

el SUR-sub (fragmentos, X) -segunda parte.



el SUR-sub, X

(segunda parte)



"En todo mi no ser
se oculta mi profundo ser"
JUAN EDUARDO CIRLOT









Violados violines
A la orden de mi voz
Tintan el tomo abierto
De mi mano
Como esmeril de negación
En lo inmóvil de la lápida-
Tapa rústica y cifrada-

Hacia hasta para y por
Preposición de cualquiera-
Fecunda sonidos,
Lugares de espa(l)das-

Se despoja y vuela-

¡Victoria!
Enjambre,
Legión,
Al norte
Sin-sur
Entre larvas,
Sílabas
Que cubren
La nada-

Sí y No,
Lanzo la moneda
Que nunca cae
Donde levitas, Cartago-
Aunque te posibilita,
Antonio,
En las aguas
Que te hablan-

Dotan y doran
Rincones de plata-
Landa sol de sur-
Transito en silencio
Por tejas y balcones,
Al filo de mí-

Pero eso es la noche-
Estoy conforme,
Y lejos-

Giro mi rol
En el cielo
Como en la tierra-
LEGION

No soy tu padre-

Oigo voces
Como antes pasos-
No me hablen entonces-
Dame tu espalda-
Que hable el sueño-
Que todo pase-

No soy, Padre-

La luna cautiva
En la voz de Estrella
No me pertenece-
Fumo solo
En la expresión cerrada-
Oigo el sur-

Estás solo, sola conmigo,
E iluminamos el árbol-

Bajo la escalera,
Un soplo insignificante y mágico
Me invoca y te encuentra,
Ángel mío, despavorido-

Todo comienza
En la brizna de hierba
Que acaba en arcada
De color y patio-
Constancia de luz-
Todo es de color,
Y calla-

Considera la advertencia-
La Muerta no da sombra-
Genera un incendio perpetuo-
Se pronuncia mar,
Pero es nada-

Sea así, arda-

Pasa una nube-
Se inclinan las algas-
Te vistes, hermana-

¿Un retozo verbal?

Creo que
Realmente duele-

¿No hubo demasiada muerte
En La Muerte?

¿Es obvio?

Sostiene al serafín
En sus brazos
Como antes sostuvo
La piedra
Que arrojó a mi rostro-
No desea el perdón-

¡No me den su maNo, entonces!

Contaré las piedras en la mesa-
Te lo prometo-

La Mano es no-
El equívoco de la frase
Nos define-
Justifica las uñaradas
Que tallan
Tu rostro, la distancia-

La Copa mágica
Colmándose o medio llena
Según la distancia
En la mesa sin comensales-
Todo fue verbo-
Voz dormida-
Consumida mirada-
Lepra persistente-

¿Hubo copa?

¡El Parto de los Montes!
Ratas griegas, aguardándome-

Sonríe,
y es no-

Tres Aves en ninguna-

Cuántas quedan
Luego de tu disparo-

Una-
Dos vuelan-

Un nuevo ángel
Permanece en la techumbre-
No pertenece a la techumbre-

Observa el suelo
Que escribe el cielo-

Ningún compromiso-

El jardín no me observa-
La casa, la trampa-
El reflejo exacto de la muerte
Y la rosa en el desierto-

Que te condenes, aleatorio-
Pétalo a pétalo-

Las aves pasan, y callas-
Las aves cantan, y es no-

El viento Norte
Te sigue sucediendo negro-
Riente azar, hermaNO,
Para traernos suerte
Según sin so
Sobre tras

Sátira,
Escudo de afonía-

A fin que el monte trémulo
Lo cante,
Hiervan hierbas
Ante el muro
Contra el viento
Contra marea
Contra el sur y lo no-
Contra mí que existo-

No vengas, Sombra,
A mi lado-

Con dos, sobran-

Estrella,
¡y estas huellas en la ceniza!

A un gesto de su mano,
Estaré dispuesto-

No estará sola
En la morada que recorre-

¿Por qué se alimenta?

Las piedras
Abren y cierran ojos-

Todos los poderes
Son acentos-
Contextos, por supuesto-

Los gestos palimpsestos,
Finalmente espadas,
Revelan su curso-
La ceniza absorbente
Que no justifica las horas-

Los barcos hundidos tajan
La noche subacuática y palaciega-
Pronto, a las siete, y no es nada-

A la luz de los hechos,
Roto todo sí-
Al vaivén de las olas
Blancas y solas,
Comento la ofensa
A mis hermanas
En la Corte negra:

¡Muerte viva –gimotean-,
Muerte viva!
El duque del silencio –ratas
griegas a coro-
hoy no recibe.

Hija mía, me tiemblan
Las manos
Si nombro tu alma-

Retorno como bestia y no-
Como vaso de agua y no-

Porqueriza como yo,
Se conforma
En la espiral
De una rosa callada-

Olvida así
El saltamontes del Señor
Que arrojo a sus ojos-

El verso que más temo
Donde menos dije-
Bajo las aguas,
Olvidar la tierra baldía:
El pantano que leí, y es sí-

Huele-

En la electricidad pavorosa,
Se manifiesta sobre un ramal
De serpientes marinas-
La alternancia de colores
Como rosario de alimentos-

Peces los versos y las galas,
A veces sueño difuntas
-difuso cometa-
Entre universos
Sumergidos y paralelos-

A ante bajo cabe
Con contra de desde
Un final equívoco-

Frutales endurecidos-
Jirones tenebrosos-
Donde nunca nieva-
¿Cómo es posible?

Siendo No,
Siéndonos,
Tus dedos nubes,
O próximos,
O nunca-

La Heredera proceda
Bajo el tedio
Ante el lobo-

¿GlamoRosa?

Holocausto de color,
Aunque el semen sea blanco-
Visitaciones de Porqueriza
Mágica-

Abrazas el árbol,
Y las hierbas cantan
Lo erróneo
Del juicio
Entre animales-

No es indiferente-

Tal vez me despierte el ladrido-

Tan fiel
Tan hirsuta
Tan espada,
Apareada en la espiral,
En el ramaje de acres,
Te conozco, mi No-
Me tienes-

Me detiene
Ante el ciclo
De los deDos,
La fronda
Intocable-

Ciclo de la di/solución-

Lanza la broza
A la luz arrodillada,
A lo nunca de la nadie nada-
Y si acontece,
Amanece
Entre violentos abandonos
Lo que nunca es
Entre hermanos,
La uña en la carne,
Desclavada-

Triste es si me alba-

La Noche, no-
La boca o ceniza
Entre dulzuras derribadas-

Final latencia,
ALCOHOLES -
La bestia en el insomnio-
La luna por la ventana,
Junto a los pájaros negros,
Entre hojas abandonadas,
PÁRPADOS-

La confesión-

La diferencia-
La distancia-
La mirada-
No enseñes nada-

No hay nadie-

Los bosques avanzan
En la sima sonora
Que anuncio desnuda-
Pasan de largo
Ramas y ramas,
Y sigue sucediendo
Sin mí, tan necesario-

Aún espero-

Fogón de la antinomia-
Y expone
La edad dormida-
La nube asfixiada
Del cabello
Bajo las aguas-

Torres, el Proceso
Calcinando el reino
Sepulto y azul
Protección-

Mis hijos peces
A una profundidad indecorosa
Dando a luz en el mullido abismo-

Devoran el fruto del olor abisal-
El blando color de la hembra/madre-
La letra de tu nombre, Ur-

No tus palabras, Musa,
No son tuyas-
Le competen al rencor,
Medusa,
De la voz por el Verbo-
La enorme coraza
Donde no cobijo
Las aves santas
Que inscriben los cielos-

Aves o nadie-
Nada real
Me salve-

Estoy conforme,
Aunque el verso en esqueleto
Adopte el volumen de
Cualquier carne-



Antonio López Medinilla

2/2/08

Dadme un sorbo de agua-






Estoy preparado, compañero-

Dime NO.

Última runa
Al surtidor de la ballena
Como un pájaro triste-

¡Espera!

Mal/dices-
Mal navegas, marino
Y no-

Mar o viento
Respira espirales-
Si bien espira-









Lo nadie, incapaz
De esperar el aire
Bajo la roca
TembloRosa-

Fueras el sí
O fueras el no-
Verso a verso,
Como Bestia,
Permuta de plata
El Palacio-
Cristal palabra-
Crisol mi dar-
La Bella nada en jamás
De sí de No-

¡Incondicional!

Voces-
Mis hermanas las sombras
Me desconocen-

Génesis, sí,
En el animal de lo nunca-









Arrodíllate conmigo,
A través de las rocas
Otras y solas,
Piedra del Milagro-

Barro Sub,
Sur tu no
Al Norte de ni,
Bajo el mar de los bosques-
Permuta silencios
Y encarnaciones SIN-

Alas
Junto a la Sala-
Sola
Junto a las olas
Canta la roca
Cuanto no oyó-

Te estaba esperando-
HOLA, Lago,
y sigue sucediendo-

AL TERCER DÍA espejos-

Señor de la Guerra,
Éstos son mis dragones-
Dadme un sorbo de agua-

GRIS DE LA,
Recogí el Papel,
e inicié Lo No-







Antonio López Medinilla
de espa(l)das ante(s)