11/2/08

Se admiten sílabas y larvas-









Perdóname,
Si no supe
Qué hice sobre ti:
La Escritura-
A Estrellita-

Nadaísta,

Como buen artesano
Del laberinto,
Revísteme de andrajos-
Se admiten sílabas y larvas-

No confieses
Los pecados tus piedras,
Avezado como dios como hongos:
Tus runas de vaudeville,
Tus círculos de coñac,
La hierba muerta de la vida
Y el temblor de tus maNOs-

Es seguro:
De entre los males
Del mar muerto,
Lázaro de,
Álzate y nádame-

Lo sur teratológico
Ensombrece la continua
Refriega del poema
Que no sano en tu norte
Para tu celda de caramelo,
Y que soy sin, Estrellita,
Para tu nostalgia de niña muerta,
Y tu madre sin mi vida-

No nos conocen-
No somos ni adversarios-
No somos-
No lo olvides, Estrellita-

No me olvides

No olvides lo
No
Sin
La
So
La

Como almena o desencanto
De la piedra arrodillada,
Despierto muerto de miedo-
El clan comienza a ladrar
Mi nombre en el tuyo-

Pronto te hallarán sin ti.







Antonio López Medinilla
de espa(l)das sobre








6 comentarios:

cure of love dijo...

"No lleves el corazón en la mano, que se te puede perder". Ramón Gómez de la Serna.

Un saludo

meridiana dijo...

impactante Antonio...

hoy quedo en ese final:

"Como almena o desencanto
De la piedra arrodillada,
Despierto muerto de miedo-
El clan comienza a ladrar
Mi nombre en el tuyo-

Pronto te hallarán sin ti."

vienen a mi memoria aquellos versos de Miguel A. Bustos:

"creí perdido el Jardín, tuve miedo y un letargo de fuego-frío cubrió mi cuerpo y lo que yo ya no era soñó"....


texto de fugas y visiones

Un abrazo
Lilián

Sintagma in Blue dijo...

Hay días en los que no nos hallamos en nosotros, nadeándonos.

(la canción del video: maravillosa)

antonio medinilla dijo...

Es una posibilidad, Cure.

Otra: la imagen muestra la recuperación de lo perdido. Es un encuentro donde el extravío. NO hay pérdida, tampoco beneficios. Muestra.

Parafraseando a Don Ramón:
No lleves la mano sobre el corazoncito sangrante, porque lo ocultas.

Saludos, amiga.

Antonio

antonio medinilla dijo...

Somos lo no ser siendo, estimada Lilián. Y lo que no soy siendo, te saluda.

Tu lector, Antonio.

antonio medinilla dijo...

Y ese nadearnos nos instaura nuevamente en el todo, a un simple pestañeo. Condición humana, per se.

Un abrazo, Pura.

Antonio.