12/12/08

Ni una sola línea-





"Puta y princesa

que habita en palacios de hojarasca"
"no existen caminos ni sherpas,
tan sólo un país con fronteras negras"

PURA SALCEDA







Salvado al color,
Ceso el mundo
A fin de hilvanar
El símbolo
Que 7 cuervos alzan
En las ramas
De la mirada abandonada,
Mientras la perra de las eras
En la
negra hojarasca se aleja-

La otra vida durmiera
Como silencio mi vida, Agustín,
En el norte amurallado-
No está sucediendo-

Sabes suavemente que dirá no-
¡No despiertes, Sapo!
No llueve ni llaman-

Duérmase la vida
Que cesa-
La mar placentera
Por el amor muerto-
Divida el sur
El musgo
De éstas mis rocas
De la desunión-

Nadie es verdadero-
¿Por qué me cantas?
Todo es cierto-

¿Pudo ayudarme
Tu sonambulismo, las orillas
De tu disparo,

Las voces recoletas
Arrodilladas en la piedra?

Compañero ángel,
Frente a las disoluciones,
No he de ser
El último Sello
Que repita la cuna
Celeste de las fugaces-
Soy un hombre,
Y apenas,
Y además otra-

El símbolo hojalata
Entre el musgo y la roña
Laborable del escombro-
Pan de hombre, sin más-

Cuando sea
Bienhallado el olvido,
Tu decir
Descansará en paz,
Hombre ángel-

No amanecerá ese día,
Porqueriza Bronwyn-

Comenzarás
A gritar la mañana
En llamas,
Aunque todos duerman-

Un cementerio
De inscripciones orinadas
Que sólo tú entenderás
Cuando me leas-

Cántame y resucitaré
El barro de mis días sin su noche, Sapo-
Eres mi hermano, y no conoces nada-
De nuevo hay libélulas-

Estoy hambrienta, dijo,
Como gozo y como sombra-

¿Adorable sangre
La espiral leida de la rosa?

¿La rosa se abre a la rosa
Como el libro al libro?

Nada es personal, hechicero-

-No preguntes más
En el camino.
Camina y no.

¡Mágica la pura tristeza!

Abre los ojos-
Cierra los ojos-
Y complace
Como una perra-

Reza al péndulo sin beneficio,
Compañera judía,
Sus puntos vocales,
Ni una línea más-
Es inútil: no me pertenece
La pérdida bajo la almohada del libro-

Me oscurezco en la cena,
Pero el sur continúa como sol-
No soy tu judío siendo no-

Mi estrella dormida,
Tus manos errantes,
La indefinición al morder
La carne gacela-
Silba el árbol
Que dice sí y es no
Cuando cae el fruto
Que abandonarán-

No hay presa
Ni fauces fugaces-
Sólo letras-

Oro si coronas, Gab,
La nada nunca,
El ahora sin nada ni,
Y por ti entonces,
Y por sin es,
Todo acaba sucediendo
En la curva de tu hombro-

Lo sabemos y acallamos
El léxico manantial
Hasta la declinación
De los silencios-

Me silencio como como

Celosía eres

Celoso eras

Como ojos nosotros

Como espadas vosotras

Ellas cantan
-si se callaran
mis voces-


Antonio López Medinilla,
sajando el SUR-sub, XIV










"Escribir sería, en este caso, mantenerse sobre el filo del corte -corte en la palabra, corte en el sentido- o, mejor, en el seno mismo de la ruptura sin la cual, en lo que a mí respecta, nunca habría dado a luz ni una sola línea."

EDMONS JABÈS

2 comentarios:

Sintagma in Blue dijo...

Enciendes la noche de mis ojos de perra.

antonio medinilla dijo...

Siempre ladramos la ausencia en llamas, estimada amiga. Antonio.