23/2/09

el SUR-sub, XIV (terceras)



el SUR-sub, XIV
(tercera parte)








Ser o no ser


W. S.



Ser y no ser

J.E.C.







Doce metales
Ignoran los rasgos

Que nada revelan
Al Sur y Sub-

¿O es la mar floreciente
Bajo la roca,

Que alimentó a los suyos,
Como una tentación
Eternamente y bajo?

En vaivén
Las olas las
Con los ojos cerrados-
Marcada balanza
A la nada en
Lo que es y no es
Siendo-


Sin exclusión, mi no-

Detienen las estatuas
Su pensamiento,
Última la-
Única constancia
Del incendio,
Suavemente sin-

-Padre, te conozco: Res.

-Hijo, conoces NO.

Nuevamente ladrás,
Perro Mágico,
La escalada escalera,
Lapidada
Bajo el alto e incompleto
Tacón de nadie-

Tumultuoso eclipse
De impreciso origen-
Atado a la ternura,
A lo humánome-

Un nativo más, Medievo-

¿No ves lo no, mi La?

HUMO CREDO-

Los espejos o la hierba-
Todo te turbe-

Vergüenza de la roca:
No hay muerte, mortal-

lament(e), amante.

Sabes que dirá no-
¡No despiertes, Sapo!
No llueve-
No llaman-

Ardid de nieve
Para el talud en llamas-

Compañero ángel,
Frente a tu disolución,
No ha de ser
El último Sello
Quien repita la cuna
Celeste de las fugaces-
Seas un hombre,
Y apenas,
Y además otra sombra-

Cántame mi triste presente sin
Si por vos he perdido lo
Si por vos he
Disuelto los lazos sin-

Saná, zona azul-

El vencejo incesante
Al atarceder
Azotó lo azul la-
Impreso en la memoria,
En el olvido, por tanto,
El rayo que no cesa-

Para tu encuentro
Sólo aguardé
El silencio:
La Cueva-

¡Que nadie escape!
¡Que no me oigas!

Nace
El verso
Como uñas
De mis trozos,
Síes
Destrozados
Más allá ni-

Flores informes
Confortan mi landa-
Alabado seas
SIN
Todo lo personal-
Todo por nada-
Nadie huya-
No te oigan-

Me esfuerzo en
Imaginar las alas
Alzando las palabras
Que se codician
En el origen de
Este infierno-

¡Callá, por sin,
Por mi hambre!


No lo había decidido-
Ahora es irrevocable-

Peón, me enorgullece
Tu muerte entre las flores-

Me acabo de dormir,
Y aún sucede, hermana,
El bosque encantado-

Las aguas nos hablan-

Ahogada,
Te visten las algas-

Por qué. siendo lepra,
Batallábamos desnudos
En la ciega arena-

Quizá no batallamos-
Quizás no recuerdo
Nada del verso-

¿Desde dónde me hablás?

El sótano, largo y amargo-
Entre los dientes,
Si te nombro, huirás-

¿Mi Vida
refleja tu vida, Antonio?

La Otredad
Manifiesta una búsqueda-
Nunca el Encuentro-

Mi Sin-




Antonio López Medinilla





14/2/09

vos antes que el sol, y ¿no respiras?-












Sobrevive y sobreactúa
Bajo montañas de escombros,
Capas de existencia
Disconformes y violentas-

Es un obrero-
Se llama piedra-

Me narra batallas-
Obediencias debidas-
Aturde mi odio-

Afectuoso en el alzado-
Un cuidado excesivo
Al que replico vergüenza,
Humildad, venganza-

Cuanto te enseñé,
Hija mía-

SE MUERA
SE MUERA

Crece el mar
A mi espalda
Cuando mengua
El agua-

Cada gesto,
Una hoja devorada
De silencio roto,
Acumulable-
Fragmentos-

Arrojás el acento,
Y no nevás, Magdala-

Una mañana exasperada
El mar endureció-
Agua seca-
Comenzamos a caminar-
¿Lo recuerdas?

Los brazos
Separados
Del cuerpo-
Las manos
Separadas
Del alma-
Tus gestos
Señalan
Nuestro hogar-

Sin/Lugar donde
Me escamas, Gab.
Bajo olas que
Escapan y ondulan
La Cruz del Sur,
Mi pequeño hongo silencioso-

Acá
Nos apareamos
Con ángeles-
Como ángeles-
Gran error-

Cada mañana
Saludo tu espiral,
Sobrecogido-
¿No es suficiente
Signo de humildad,

Amor mío?


El ángel
Es OtrO
Donde yo no
Como como ángel-

RecogiMIENTO-

Lo que canta
No te expresa-
Pero es
Cuanto soy
En el misterio
De los hombres
Que disparan-

Ver
Para
Creer-
Te amaron-

El mundo se está muriendo
En tu movimiento-

Altar de palabras
Antes de LA
Disolución-

Todos los versos
Son inciertos,
Aunque
Verdaderos al Sur-

Vos antes que el sol-

¿Y no respiras?





Antonio López Medinilla
reingresa
el SUR-sub, X


7/2/09

el pecado cardinal-






Amanece-

Ladra un perro-

Se exagera
El valor de la Casa-

Se exagera
El amor al Suceso-

Oída
La oblicuidad
De la Revelada,
Asiente y retrocede-

O bien presiente
Si las nubes sin-


BESTIA
-¿Me permite ver
Cómo copula
LAminada
En blanco y negro?

BELLA
-No suelo.

BESTIA
-¿Hay nubes?



Antonio López Medinilla


5/2/09

Arrecife de ti, del no de mí-




Continente ausencia, hembra mía,

Por qué me ahuecas

Por la bruja rutina-

Sucede antes del sol,
Antes del sur,

Antes de la furia como roca,

O antes de la hierba como verbo-

Sucede sin ti-

Es necesario-


Se rezaba

En la piedra parlante,

Antes de la razón,

Antes

De la transformación

Asombrada de mis trozos-

Antes del antes cenobita-


Se es el árbol,

Que nadie recuerda

En la laguna primordial-
Mi Señor, largas galas,

Mis algas normandas-


¿Qué sucede, Salamandra?

El insecto zahiere

La eternidad pasajera-

Sal del mandala, sal
amandra-

Una dos tres veces,

Suficiente

Para el Libro-


Te esperaba
En este rincón del mundo,

y sigue sucediendo-







Antonio López Medinilla sin

3/2/09

Se vende fácil, como todo paraíso-











La palabra no dijo nada que olvidáramos; exige el silencio de mil fragmentos que apenas se recuerdan: razón suficiente para girar, maculados, en la periferia y buscar los eclipses.



Disperso
Entre raíces inmensas
Y cristales rotos,
Mago,
Tu imago de no y nunca
Pero siempre ELLA-

El milagro
De un árbol
La mano
La zarpa,
y mentidme por piedad-

No des ni un paso más-
La ira de cuanto viene
Roza la tristeza de cuanto va-
Es imposible anudar
Ambos caminos-

He aquí
Lo teratológico,
Primera Comunión-
Tomad y bebed-
Besarte,
Restaurar la rosa,
Y que seas Otra-

Ella
Bajo la Bestia,
Bella,
Como bestia-

Recorren el camiNo,
Buscando
LA/árbol/era-
Aunque la manzana
Ya no es un fruto-

Ur al Sur-
¡Oh ciudad!
¡Mar adentro
La ciudad!


Sin expirar
La espiral,
Inhalamos
Lo nunca sí,
Inalcanzable Duque
De las expirantes-
Hemos hablado
Antes de tiempo-

¡Por qué
Bajamos del árbol!

No debimos-
Subamos
Nuevamente-

Espiral la silenciosa,
Lo sabe y se acerca
Inútilmente en círculos-

Comí tu sangre
Y bebí tu carne
En el libro
Sin nombre-

Omoc oy yos et omoc

Felices en lo no-
De entre los muertos
Te leimos
Sin felicidad-

Ante el voyeur
La exhibición desnuda
Ejemplifica
La indiferencia
Del mundo-


Ahora, el cristal de la habitación en penumbras: la palabra refleja lo que viendo, no vimos. La existencia desnuda de tu palabra como una flor en la sombra del pantano.

El Sur, como Rosa la prostituta: pétalo a pétalo, se desnuda, y se vende fácil, como todo paraíso. Ya somos tres. Pronto una religión.

Contemplar el mar y alisar El Tiempo, roto y renovado en las olas de los ojos. Quietud de la danza, y las olas en los ojos cerrados.












Antonio López Medinilla,
sajando el SUR-sub, XI