23/6/10

sórdido nativo-





El ciclo golpeado
Se nombra solo
Ante el espejo,
Sórdido nativo
Sin visitantes-

Aparecidamente,
El verde cristal azulado
De una roca en el cielo-
De carne y hueso
Amparas mi
Nunca y nada-

Hablan de Dos
En lo Uno,
Daena,
Y es
Reescritura LA,
Lo puente-

No hay voz
Sino Puente-

-Padre, sin distancia,
Los sones me salvan,
Los soles arrodillados.




*daena:
en la mitología persa, el resucitado al tercer día de su muerte, debe atravesar un puente en llamas donde encuentra un ángel con forma de mujer, que representa su propia alma.


Antono López Medinilla




22/6/10

cada hueco, cada exacto hueco-





Inmolada
La
NO
Vela-
Iluminamos
La

Laba-

Digo
El silencio de las piedras
En las olas y las alas-

Mi casa es de piedra-

Agua-

Bebe la
Amada el
Amado dar
De lo Sur-

Cada hueco,
Cada exacto hueco-

Al fin puro,
Ser y Sin,
En el Bosque,
Amar y rama-

No me conozco-
Me quema vivo
Donde estuve muerto-







Antonio López Medinilla




21/6/10

virgen niger-




¡Pacto!

Espiral en el tacón
Pero vas descalza
Y rezo tus pies-

Libro la hojarasca
Y encuentro el hogar-

La puerta me mira,
Amada,
y sigue sucediendo,
compañera en lo ángel-

Cenamos-
Escrito el cuello, rezo,
Alzo la piedra y ando-

¿Por qué
te conozco
si aún no dije
mi voz?

El orden mágico de
Las bestias blancas del cielo
Y LA
Tierra negra

Se invirtió,
Hechizada
Hechicera-

Conocido es el templo,
Virgen Níger-






Antonio López Medinilla




13/6/10

¡Respirás sin aire, Inicio!








Otredad-

No ser lo
Es posible
Resucitando
En la muerte viva-

Mis manos
Amputadas

De mi cuerpo
Rozan los astros de
Tu cuerpo blanco
En lo negro-

Erotredad-

¡Lamí!
Me lame la
Y hechizo sus lazos-

Sana ramas
En las hierbas de las olas,
En las aguas de los ojos,
En las alas de tu savia,
Vestida y alucinada-

Espiral boreal,
-girá, girándula-
Declama la sombra
Que ahoga
La distancia
En el círculo
Inscripto en la arena-
Mi nombre exacto
En la disolución
De la espuma por su boca-

Sálvame sin-
Sálame-
Salvo LA-
Siempre-

Vine a vestirme
De hombre
Por tu mano-

Retorno
Al sigilo del templo,
Y es la sí,
Muerto de hambre
Bajo lo nunca eterno-

¡Respirás, mariNo!

¡Respirás
sin aire, Inicio!









Antonio López Medinilla



12/6/10

es otra la llave, Hija de Dios-







Delátame al método
De las disoluciones
-ya no es mi cargo-
Porque vine a ti
Desnudo y en llamas
Para salvar
La vida de un muerto
Con el humo de llorarle-

¿Padre, por qué me has abandonado?

Nunca dije, Mortaja,
Lo no,
Ni el sí-
No dije nada-
Ni pedí tu mano
Sin mí
Que me envuelve
Bajo el lino protector-

Me acusará el ojo:
La inocencia con metales,
La niña que inquiere
El gesto abrasador de la respuesta-
Ante el ser humano
Los ángeles enmudecen-

Somos cuanto desconocemos-

Te ofrecí la boca del sur
Como te di la cruz del sur-
La salvación de las bestias
Que deambulan bajo la lluvia
Y ladran en la noche que nos roza
Que ahora soy el péndulo
Que busca las aguas ocultas-

Mira bajo tu almohada, Estrella,
Aquél que te habla
Y eres no-

La humilde brizna de hierba, compañera,
acógela en tu bolsillo;
pronto cubrirá el mundo de los abundantes,
vestirá el mundo de los escasos,
donde ocultamos todo el amor propio.

No mires para ver
Cuanto supe olvidar
En la hierba que nos ampara-

Es otra la llave, Hija de Dios-









Antonio López Medinilla
sajando el SUR-sub, XI

11/6/10

sola-r





"no creas nada de lo que ves, aquí está la palabra
todo sale de aquí
de aquí
( verde en el crepúsculo, azul animal
pura sangre en esta carne que quema )"
GABRIELA BRUCH



Ave,

¿ves?

Renací
Donde La-

Todo precipicio,

Deshabitado y furioso,
Pareces tú, Estrella,
Si bien
Conmovedor
Bajo el cielo protector
De la ausencia-

¿Qué confiesas, Bestia?

Pertenencia
A cada signo
De su Palabra
O existencia-

Con toda naturalidad
Orina símbolos-

La distancia es una ola
Que rompe a sus pies-

Besás mi boca-

-¿Qué boca?

-¡Su boca, bestia!

Yo-RA,
Solar Bruch,
Si bien
No hay lágrimas
En el ir
Resurrecto-

Renacida la
Que canta la
Aguaviva nada
De mi estrella sin nadie-
Tus manos y pies
Excavando mi rostro
En el dolmen herido-

Semeja sacrilegio,
Y es
Redención
De la Estrella-

¡Dulzura, bestia!

¡Un bosque!






Antonio López Medinilla

10/6/10

El silencio de Estrella-





“el exceso de tinieblas es el fulgor de la estrella”
Georges Bataille



La Gaviota
, nuestro hogar, ha caído en desgracia, como yo, entre capas que cubren la nada.
Me escribí todas las noches, toda mi noche sin. Así de por vida, fui la noche que habló. Fui la noche. Era algo. No le hablaba al sol.
Ahora entiendo la urdimbre del derrumbe: un maldito engranaje cacofónico (a veces, venturosamente aliterado) no bastó al ángel sediento de silencios.

La no-lectura, diurna, ante el prójimo, resultó sombría, divisoria, mientras mi niña caminaba de la mano de su padre muerto que vagó en esta tierra que recorro sin ella, vereda mortal de abracadabras, inútiles todos.

Espirales, sólo los muertos saben leer. Silencio, sólo los muertos callan sus giros.
Ya no hay tiempo, y sin embargo es la Hora.
Pront
o celebraremos su Primera Comunión. Gustaré la sombra y su sordina de furia. Asistiré, pero no me verán a su lado.
Lo sé: la Posibilidad es el Salto a ninguna parte que conociera, aunque soy.
La Creación mancilla la creación, a fin de prosperar, entre nadas salvajes, sus galas, sus alas fúnebres, sus algas. El sonido previo al inicio donde nunca es lo siempre, y te recuerdo, Estrella, en ningún tiempo, mientras nacen las palabras que callo.







Antonio López Medinilla





7/6/10

cartílago M.-











Nado en tu cuerpo
Quimérico, resucitado-

Me nombra

Bête de lobo y ángel,
Virgen de Asís.


-Me llamo Bruja.


¡Milagro
en el bajo medievo!


Todo aquello
Negado
Al ángel,
A mi azul
Reingresa-


Extranjero,
Extranjera,
La muerte roja
Besa mi lepra
Recta a la luz de la
Submarina
ella-

¡Milagro,

Cartago
me lame!



Antonio López Medinilla

2/6/10

de LATERALES, 3

Cimbran la escritura de

Cimbran la escritura de
la piedra anónima, regente, abandonada

Venderá el "mundo" por esta roca que florece

Venderá el "mundo" por esta roca que florece
Aunque antes venderá a su hijo

Carecen de manos y pies

Carecen de manos y pies
para nombrarse compañeros
( imagen, mario giaconelli)

En el sur casi nunca nieva

En el sur casi nunca nieva
y disparo demasiado tarde
(imagen, mario giaconelli)


Antonio López Medinilla


la-la-la





Tristes aguas que comés
De los ojos, liberto-

Abro-
Cierro los ojos-
Amanece
En la noche-

¡Él ve!
El ojo bajo
La tierra arrancada
Sigue siendo rOjO,
Almohada-

Nací
Don/de
Sin-

Renace
Donde
LA-

El alma,
Virgen
Cruzando el puente
Al tercer día
De mi muerte-

LA
que oculta en la hierba el disparo LA
que atraviesa lo negro en lo blanco LA
que escribe en el musgo del árbol LA
la que dice mi nombre desintegrado LA
que entrega su pezón devorado LA
que bebe de mi pecho atravesado LA
que mece el mar rojo de su esposo LA
que arroja sus ojos en la sangre roja
de lo rojo azulado.

Los animales tienen alas-

¿Qué preguntas,
hermano espejo,
en la arena?

¡No es justo!



Antonio Medinilla,
ante el SUR-sub, XV-I.