8/2/11

ant/año-






¿No podré mirar,
en silencio,
el esplendor,
el aliento,
el péndulo de las mareas?

4 zonas descalzas
5 sentidos vocean
Bajo la mar
Del Significado
Para nada nadar-

Para mal mar-

Para mí, no-

Antaño
Donde somos no,
Nadie nada-


"¿Es que pueden los muertos persignarse?"

J.E. CIRLOT


Antonio Medinilla

6 comentarios:

karmen blázquez dijo...

Inmersión hasta donde no llega la voz. Allí me llevan estos tus versos,querido Antonio,como piedras lanzadas, misiles hacia el fondo que no encuentran blanco alguno.Me parece un poema maravilloso,y no dejo de darle vueltas a estos versos
"5 sentidos vocean
Bajo la mar
Del Significado
Para nada nadar-"

abrazo
k

antonio medinilla dijo...

Fíjate, Carmen, que el otro día pensaba en el tema de "la ausencia de objetivo" en el poema, o como lo nombras: la ausencia de "blanco alguno". Sin "finalidad" se deroga el tronco del discurso, y todos los hongos racionales que implica en su discurrir. Sin "finalidad", la posibilidad y la simultaneidad se ofrecen desde otra senda nunca ya discursiva, lineal. El poema necesita otros instrumentos. Tal vez éstos que propongo al sur. Tal vez, no, es probable. Pero busco.

Un abrazo, querida. Gracias, de nuevo, por pasar y decir y revelar. Antonio.

Durandarte dijo...

Nombras el extrañamiento, Antonio.

Me descubro ante tu apuesta radical, porque hay que traicionar la palabra en muchas ocasiones para que un día ya no tener que hacerlo.

Nada nadar, mal mar, nadie nada.

No te engañan los sentidos.

Saludos

antonio medinilla dijo...

Gracias, Francisco, por decir en estas mareas del significado. Un abrazo, estimado.

ana dijo...

...dándole vuelta a estos versos, ha llegado un pez de las profundidades al cuenco de mi mano,
gracias por el deslumbramiento...

anamaría

antonio medinilla dijo...

Gracias a ti, Ana María, por la lectura. Eres muy amable. Saludos, Antonio.