27/7/08

el SUR-sub, XII (segunda parte)





el SUR-sub, XII
(segunda parte)








Mama del cáliz

Que ansía redimir,
Una vez urdido el deseo,
Magna Ubre Férrea,
En la Piedra arrodillada-

¿Señora de las Bestias,
lo recuerdas,
recuerdas

las aves
que huyeron
del Árbol
al besar Lo No?

Desconocen Las Escrituras:
Están vivas-

Ser sin
Respuestas ante el espejo,
Entregando un destello,
Cualquiera,
Cuando apenas hay
Semejanza en las semejanzas-

Un castillo miserable
Acogerá mis riquezas-
No pasarán-
Vuelan-

Un exceso de realidad
Al rumor de las horas y las olas-
Orábamos como llorábamos-
Oramos nuevamente,
Ahora donde nunca,
Y sigue sucediendo-

Consecuente:
El llanto por la lluvia
Bajo el desierto-
Un continuo de eclipses
En el yermo desolado
De tus rojos,
Círculo agotado
De mi nunca-

DA SIN-
Adore La Herida,
La sed torrencial,
-vocativo-
Que ardan tus manos,
Que aguas nos hablen,
Que nadie te nade-
Que nadie recuerdes,
Que aves que aguas-

Deja de fumar-
De igual modo
Cesará la Escritura-

Pero esas muertes
(descubro que no soy yo)
No me interesan-
Aún oigo al niño
Que no quiere nacer-

Si no
es giro,
me no-


La perspectiva es todopoderosa-
La esfera moldeable en la hoguera-

Dijimos que
Cuando la larva
Retomara el marasmo
De tu sangre, hablaríamos
En la mente de la carne,
Del alimento del ángel, Bestia-

Eres todos los nombres-
Ninguno, por tanto-

¿Me reconoces,
Lilith Libélula,

cuando separas
mis palabras y
cantas la distancia
de mis párpados?


Me gustaría creer en el libro
Al borde de tus OjOs,
Y, a fin de cuentas,
En la espiral de tus brazos

Acopiando el cielo protector
Que al atardecer se desmorona-

Sin embargo, insecto,
¿cuándo mi voluntad
pudo arrebatar
su potestad a la Plaga?

Desfallezco como un miserable
Al arrancarte las alas-

-Ya no huirás, compañero.

-Tampoco tú, insecto ángel.

Ignora los signos en la arena,
Ignora la misión de la hierba-
La mecanógrafa es una estúpida-

¿Cómo se logra
cubrir Lo Bajo, Ur?
¿Cómo escribir
el no ser
Que oculta el ser?

Rata griega entre helechos,
La pregunta ya no
Precisa una respuesta-

Eso me dijo antaño,
Estrañoy axial,
Donde el fuego de las estrellas,
Danae, donde el cofre-
¡Usureros!

Hoy los dioses
No llueven
Las llaves debidas-

¿Qué he de revelar, Tiresias?
¿Qué porvenir sin ojos,
Sin vida, sin espada ni?

Nada, Danae-

Reacciona, viejo tetudo,
Revélame qué sucederá-

Dos mundos en uno,
Aunque irás solo
Hasta el último gesto
De la hierba/Ur-









Antonio López Medinilla


4 comentarios:

DKaW_ dijo...

La puta que dificil, tan enigmáticamente bíblico como sutilmente bello a ratos, tienes estilo propio

Sintagma in Blue dijo...

desplumando ángeles de augurios...

antonio medinilla dijo...

Dkaw, gracias por ese reconocimiento al estilo propio.

Bienvenido, compañero.

Antonio Medinilla

antonio medinilla dijo...

Cuanto dijo el ángel en el augurio, ya lo dijeron la piedra y el árbol en el blanco de la página.

Saludos, Pura.

Antonio.