31/1/09

el SUR-sub, XIV (segundas)








"habla, vive
no es en la habitación

el lugar no
no

sin empezar nada"


Juan Eduardo Cirlot


Gaviotas,
Sucias y chirriantes-

-Tuvimos hambre,
y advertimos tus despojos.

La gloria
No consta en las olas,

Aunque pervive
En la quietud del aliento,
Inerme nadador-

Al fin reconoces que,
Entre cenizas aladas,
Danzan las algas
Como almas,
Como cantas,
Como lanzas-


Nunca en la noche, nunca
Se alejarán las alas
En la distancia
De mis manos
DES PE DA ZA DAS-


Las manos solas
Fuimos, rotosas,
Lo nunca-

Infantes,
Éramos crueles-

Éramos juegos, tus voces,
Mis viejos signos-

La infancia no me pertenece-
No sabés, Antonio-

Cierto:
Aún no nací-
Crecí en la Voz
Y en la mengua-

GRIS de LA SIN-








¡Sal!
Del mar
Donde canta la/ola/la
Espiral de mudez,
Compañero hombre,
El falso conocimiento
Del reconocimiento-

El orden mágico de
Las Bestias y del Cielo y LA
Tierra se invirtió-

¿Deseas permutar,
Encarnación?

Ciego, como
Llama a la llama,
Incorrupto,
Arrastra junto a mí
Los signos de su nombre
Olvidado-

TiniéblaLA
Donde un puente en llamas,
Donde libélulas,
Donde nunca nada arda-

Don/de AR DA LA SIN-







Iluminada la mesada,
No me perteneces
Donde mi sombra-

La batalla es otra-
La espada larga,
Se dice Arte,
Alguna vez símbolo,
Y arden donde no dijo
El exacto mineral-

Nadie habla
Donde crecen
Sin mí, tan
Necesario,
Los sintagmas-

Salvado al color,
El mundo cesa
A fin de
Hilvanar el símbolo
Que 7 cuervos alzan,
Innecesario,
Innecesarios-

Comentario
En las ramas
Del mirar
Abandonado-

¡Por las ramas!

La perra negra de las eras,
En la hojarasca se aleja-
Me observa y no me observa-
Me ignora y se acerca-

La otra vida durmieras
Como silencio mi vida, hermana,
En el norte amurallado-
No estoy sucediendo-

-¿Auxilia
tu sonambulismo,
las orillas de tu disparo,
las voces recoletas
arrodilladas en la roca?

Cuando sea
Bienhallado el olvido,
Tu decir
Descansará en paz,
Hombre ángel-







No amanecerá ese día,
Porqueriza Bronwyn,
Virgen cicatrizada-

Comienzas
A gritar
El amanecer en llamas,

Mi nombre en el tuyo,
Aunque todos duerman-

Un cementerio
De leyendas de orín
Que sólo tú creerás
Cuando me leas-

Yermo todo,
Retorno a las murallas,

Una y otra vez a tu encuentro,
Durante el día,
Bajo las piedras-


Hablo desde
La ausencia, Estrella-

Sabés que de nada sirve-

De entre las Puertas
Del Celeste Sin,
Buscará orificios-
Inútil búsqueda
Inútil cueva
Inútil estrella,
Mon amour-








Te vi sin
Lo inmutable,
Heráldica, tangible-
Asumo que todo
Movimiento
Convoca un crimen
En los mares-

¿Tan miserable muralla
Cobijará mis riquezas?

¿Requieres mi ayuda, Verbo?

¿Cuántas monedas son necesarias?

Me esfuerzo mucho, compañero ángel,
Y ésa no es mi labor-

El sentido, indiferente-
El bosque me detalla-
Estalla
La Runa transparencia-
Retorno a posar
Bajo la piedra
Lo incomunicado-

Despierto a la luz
Y nombro mi sombra-
Ángel a tus pies,
Paso a paso
Comunicado-

No lo había decidido-
Ahora es irrevocable-

Trinan Aves de No-
Trinan, sí-

Riman las heridas,

Cauterizan
El sur que amanece-

El largo invierno
Sin tus pasos-

Meine Muse,
en las olas de nadie
bajo las hojas cerradas-


Cuanto rogamos,
En niebla y silencio,
No oculta tu traición
Al aparecerte,
Concreta y limitada-

VeO sin mí-

Un viaje necesario
A ningún lugar-



Antonio López Medinilla



4 comentarios:

karmen blázquez dijo...

Antoñito, "TiniéblaLa", de las segundas secundo tus "leyendas de orín", "cierto es que aún no nací", y para qué voy a hacerlo si no hay "viaje a ningún lugar", y que sepas que aunque en transparencia, no me muevo de aquí,de aquí no me muevo,aquí me conmuevo y me sub

Abrazo
k

antonio medinilla dijo...

Tiniéblame otra leyenda de Orin donde aún no nací, donde el nuncal, hermana, el sin lugar que te exvoto.

Quédese, transparente y disparando.

Antonio.

Sandra dijo...

Yo admiro tus palabras que dicen todo y nada dicen según el cómo y el cuándo. Música...

antonio medinilla dijo...

Un abrazo, querida amiga, y mil gracias por tu afecto y lectura, Sandrita.