9/9/09

el SUR-sub, XV (segunda parte)







el SUR-sub, XV
(segunda parte)






“Yo soy un ser humano a pesar mío.”
JUAN EDUARDO CIRLOT

“"tomad y bebed todos de él"
no!
no es el mandato, no”
GABRIELA BRUCH

“Vivo sin vivir en mí,
y de tal manera espero,
que muero porque no muero”
SANTA TERESA DE JESUS





Te hablo al atardecer la palabra.

Te hiero cuando eres un bosque.
Este poema ya no canta otro mundo.

BETÊ:
¿No hay señal bajo la tierra?
Si es así, si no es nada,
¿por qué se oyen
tus pasos

bajo la hierba?

BELLE:
¿Nada digno en papel
amanece de la luna llena?
¿Humano aún, a pesar mío?

(un circulo de animales se acerca a un círculo de piedra, donde la hembra, bruja desnuda y pariendo un árbol, alza su vientre rojo. Ella es una línea recta entre espirales de rosas extenuadas)

BELLE:
El animal no
demanda reconstruir el universo,
como anhelan los hombres huecos,
eso mantenías en la cueva negra.
Pero este castillo de algas,
ángel bestia,
¿qué crees que significa
en su verde esmeralda?

BETÊ:
¡Quédate quieta!
Nada digas.
¿Qué hago entre todas
estas ramas estas llamas
que rozan mi escritura?
¡Belle, extraño territorio!

BELLE:
¡Tu olor!

Arduo camino, nombrar
La plenitud que acobarda
A un nombre sin rostro.

ORAN:
Hora es de nacer y orarla
Como nube ora la roca,
Como rostro sin rostro,
Como boca aliterada,
Orante como ante la ara-

LA-
Aprenderé, Madre-
Aprehenderé-

Estampa primera:
Arroja sus ojos
A lo musgo aborigen,
Y el extranjero
Acumula cantos
Rodados a sus pies,
Desnudos en la hierba-

El gran poder
De invertir
Los órdenes mágicos de
si voy de su mano
como un niño.


El sonido de olor y color,
Ése es mi nombre, escriba,
Y la hojarasca
Rumia los pasos enhebrados
De amantes cruzados-

Como si Otro fuera
En el mismo lugar
De mi nacimiento,
Rezas y quemas
A orillas de no sé dónde-
En todo rumor,
El impúdico movimiento
Del cielo en la tierra-

El lugar es Su Lugar-
La casa del ángel
Entre bestias y árboles-

¡Un jardín!

¡Permítelo, Bestia!

La espiral del pantano,
no, ¡no!,
ya no es espiral del espanto,
los labios presos
esferan la/mía LA.

¡Circulen los ángeles,
en primer lugar,
en la carne de mi carne!
¡Ni te rocen!

Adivinen lo invisible,
Pues vengo a vestirte de hambre
En las hojas de los árboles
Consagrados a tu alfabeto-

Voyeur de mí
En la ofrenda
Del amor tan alto,
SANTA TE REZA -

¿Quién debe morir,
compañero ángel,
en la Exhibición
de su palabra?

Segunda estampa:
Abriga la piedra el
Altar desnudo, la roca
Nombra su nombre-
Nadie la observa
Vestida de mi carne-

Tal vez éste sea
El momento de
yo/ver-
Aunque no quiero
Mentir el Menhir:
Hubiera matado
Por ser la luz primera
Que horadó
Tu carne profanada
En los huecos.

Victoria-
Virgen marrón
Y pertenencia-
Bondad,
LamoR de su puerta-

Inesperada
Medianoche del siglo-
Abierta de piernas,
Atada de brazos,
Medieval medialuna
En tus calles de tierra-

-¡Oh mis difuntos!
Ella es la ELLA.

Escrito el cuerpo
De luz y hombros,
Tallado en la Ofrenda
Del hambre de mi madre,
Tu dictado gris
De arena y oro-

¡Alquimia, Madre!

La Sierra encarnación-
Salvajemente rozas
La Cruz del Sur-

Virgen que suturas
Mi roca temblorosa-
Comienzo a oír
Para decir-
¿Lo recuerdas?

La historia es simple
Como la cruxifición
Que ampara pecados,
Resurrecta,
Recta a
la garganta del diablo,
Acopia hechos
De transmisión
De espuma furiosa,
donde el puente en llamas, Daena,
don/de abres la Puerta,
Donde cantas hola-

Todo ángel severo es un beso
En un batir de alas solas-

Todo ángel es rojo en un pacto
Que ella sella-

Todo ángel canta las aguas
En las aguas de sus aguas-

Curso exasperado de alas,
Olas cautivas que espiran,
Cautivas olas que inspiran
Las aguas de sus aguas-


El ángel del hombre,
Un nombre sin rostro-
He borrado mi rostro-
Ése es mi nombre:
El rostro del ángel-

Humano y verde, a pesar mío, entre ángeles
En el bosque que apenas duerme-

Lobo y compasivo en el bosque rojo,
Rojo y lobo en el bosque ángel,
Salvaje donde lobo, bosque y compasivo
En el rito del agua alucinada-

Dictado, LA
bajo las aguas-

Un solo gesto de su mano, y la piedra
Aúna ángeles y bestias en un gRito-



Antonio López Medinilla





1 comentario:

Ana Lecea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.